A lo largo de mi vida he militado en muchas causas sociales o políticas, y lo he hecho convencido de que la acción colectiva es útil, circunstancia que estos años de participación en el Gobierno Municipal no han hecho más que confirmarme. Los sectores bien organizados, unidos, con propuestas claras, capaces de interlocutar con la administración, los medios y los partidos, suelen llevarse el gato al agua; más allá, incluso, de su importancia numérica.

Digo esta obviedad porque, a veces, tengo la sensación de que en nuestro mundo de las carreras de caballos ha faltado iniciativa, pareciendo que siempre se espera algo que está en manos de “otros”. Se “espera” a la apuesta externa o a las subvenciones de SELAE o a que una Administración tenga el impulso de construir un nuevo hipódromo o a que un aficionado llegue a Ministro… (ojo, creo que esta sí que es una noticia positiva y se debe aprovechar al máximo).

Hablo desde la ignorancia de quien nunca ha conocido las interioridades del mundo del turf y valorando los grandes esfuerzos que han hecho muchísimas personas durante mucho tiempo. Pero desde hace unos años tengo la sensación de que hace falta una mirada más amplia, un enfoque más transversal y una actitud más proactiva. Este sector necesita consolidar relaciones estables con muchas formaciones políticas, que gobiernan o pueden llegar a gobernar, con las distintas administraciones que relación ver con las carreras.

“A veces, tengo la sensación de que en nuestro
mundo de las carreras de caballos ha faltado iniciativa,
pareciendo que siempre se espera algo que está en manos de otros”

Si hacemos un recorrido por nuestro territorio, podemos ver que en Madrid la ley del juego depende de un gobierno del PP, el planeamiento urbanístico de Ahora Madrid, el hipódromo del gobierno central; en Andalucía, Dos Hermanas, Sanlúcar y Sevilla gobierna el PSOE; en Mijas, Ciudadanos; en Euskadi y Donostia el PNV; en Baleares un pacto progresista con PSOE y Podemos, entre otros; en la Diputación de Pontevedra, el PP; en Canarias, Coalición Canaria; en Vila-Seca, CiU; en Cantabria, el PRC… Por hablar sólo de los núcleos donde hay o ha habido carreras últimamente que creo que es, sin duda, por donde debemos empezar a trabajar.

hipodromo de la zarzuela - derbyday

A veces se entiende esta dispersión de competencias como una dificultad insalvable, con ese fatalismo siempre tan presente en este mundillo y en este país. Sin embargo, esto es lo normal en otros países de nuestro entorno, en los países más prósperos, los mejor gestionados, son complejos y plurales, tanto en su arquitectura institucional, como en su sistema de partidos. Se trata de tener clara la estrategia general y desplegar las demandas concretas donde toca en cada momento, sabiendo – además- que cada administración mañana podría estar gobernada por distintas mayorías. El mundo de las carreras, seguramente más que otros, necesita hacer mucha pedagogía con muchos actores políticos e institucionales.

“Y esto es una tarea de todos los días,
un esfuerzo constante que hay que organizar
con inteligencia.”

Apuesta externa, reforma de las leyes del juego autonómicas y hacer viable la organización de carreras, allí donde sea posible a día de hoy, deben ser los primeros pasos de cualquier estrategia de futuro. Para eso creo que hace falta organizar un núcleo eficaz y representativo del conjunto del sector, capaz de dialogar con distintos actores para remover los obstáculos normativos que hacen imposible la organización de carreras de forma regular y estable en muchos sitios donde podría haberlas. Carreras más o menos modestas, en hipódromos o en playas, pero siempre importantes para construir un circuito cada vez más extenso y para crear afición. Quizá también sería deseable, en esta línea, que HIPÓDROMO DE LA ZARZUELA ampliara su objeto para poder colaborar en el desarrollo del turf, más allá de Madrid, donde actualmente no haya capacidades, privadas o públicas, para hacerlo.

Apuesta externa, reforma de las leyes del juego autonómicas y hacer viable la organización de carreras deben de ser los primeros pasos de cualquier estrategia de futuro.

Un amigo aficionado suele decir que la única forma de que se haga monárquico es que pongan de rey al Duque de Alburquerque. A mí tampoco me parece mal la idea pero creo que mejor que esperar a que corra la línea sucesoria, es organizarse para la acción colectiva, utilizando todos los recursos que actualmente tiene el mundo de las carreras de caballos, que no son pocos.

- Publicidad -Campaña Housers 728x90

1 Comentario

  1. Se hace alusion a la Diputacion de Pontevedra ,sobre sitios donde se han celebrado carreras ultimamente o las hay,y ademas se dice que la diputacion es del PP.
    Nunca se han celebrado carreras en Pontevedra y ademas la diputacion no es del PP.
    Me supongo que te refieres a Orense .
    Por lo demas ,enhorabuena por el articulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here