La acción a evitar en las carreras de caballos, por el peligro que conllevan, es que un caballo empuje, desequilibre u obstaculice por un cambio de línea, un contacto o de otro modo cualquiera, a uno o a varios de sus competidores, perjudicándoles en su rendimiento…

En el código de carreras actual se regulan todas estas acciones dentro del Capítulo IV: Recorrido,  en su 2ª parte: Control del desarrollo de las carreras, y en concreto en un único artículo el 151 donde se prevén diferentes sanciones con respecto a los caballos y los jinetes.

Con respecto a los caballos (art. 151 I): el distanciamiento es una de las posibles sanciones ante estas acciones y consiste en que el caballo distanciado pierde el puesto en el que alcanzó la meta y es clasificado en una de las posiciones por detrás del caballo o de los caballos a los que haya molestado. No es la única sanción posible ni la más grave, pues existe la figura de la descalificación que consiste en que el caballo pierda el puesto que tenía al llegar a la meta y sea eliminado de la carrera. El distanciamiento lo imponen los Comisarios de Carreras. Aunque el código señala que los distanciamientos se pueden producir por acciones en cualquier parte del recorrido, el legislador hace hincapié en dos zonas en concreto como son las curvas y la recta de meta, principalmente porque son zonas de mayor peligro por la inestabilidad y la velocidad de los caballos.

También cabe la posibilidad de que un caballo sea distanciado aunque no haya realizado ninguna de estas acciones si el que la realiza es un caballo de un mismo propietario, frente a un competidor o varios perjudicándoles en su rendimiento.

Con respecto a la obligatoriedad o no de distanciar al caballo, atendiendo al art. 151 I es potestativo dejándolo a criterio de los Comisarios en todos los casos, pero según el art 179 es obligatorio cuando provoque la caída de un competidor remitiéndose al mismo 151 I que no lo establece así. Adjuntamos cuadro de dicho artículo 179:

 

Molestias, contactos, empujones, obstaculizaciones, caídas y monta

peligrosa

 

Posibilidad de descalificar o distanciar a un caballo que haya provocado una obstaculización o molestia por un cambio de línea, un contacto, un empujón o similar. Apartado I Art. 151
Obligación de distanciar al caballo cuyo comportamiento haya provocado la caída de un competidor Apartado I Art. 151
Obligación de sancionar al jinete que ha causado una molestia Apartado II Art. 151
Obligación de prohibir montar a un jinete que haya causado una molestia voluntaria y peligrosa Apartado II Art. 151
Posibilidad de sancionar a un jinete por un comportamiento peligroso durante el recorrido Apartado II Art. 151
Los Comisarios del Comité de Disciplina pueden prohibir correr a un caballo cuyo comportamiento afecte a la regularidad de las pruebas y cause accidentes Art. 159

Con respecto a los jinetes ( art. 151 II) que hayan realizado alguna de estas infracciones, los Comisarios de Carreras están obligados a imponerle una multa entre 150 euros mínimo y  1.500 euros máximo, a menos que consideren que el incidente no se ha producido por culpa del jinete, y que ha hecho todo lo posible para evitarlo. El código deja a la voluntad de los Comisarios prohibir montar a dicho jinete, de acuerdo con las facultades que les otorga el artículo 193, II, 2º, si estiman que el jinete ha actuado de forma irregular, peligrosa o susceptible de provocar un accidente. En caso de reincidencia pueden imponer una sanción mayor.

Deben valorar por tanto la voluntad del jinete y si consideran que el jinete ha actuado intencionadamente de modo peligroso, prohibiendo a dicho jinete que monte durante un mínimo de 4 jornadas consecutivas, señalando las fechas. Si además ha provocado la caída de uno o más competidores no puede ser inferior a 8 jornadas consecutivas, señalando las fechas, y en consecuencia, el caballo montado por el jinete infractor debe ser descalificado.

 

Observamos que la regulación de estos lances de carreras es bastante escasa y no prevé multitud de situaciones que se puedan dar, dejando al arbitrio de los Comisarios, -tras los visionados de las carreras y declaraciones posteriores de los jinetes implicados- una resolución controvertida, no solo de la calificación del acto en sí y de la voluntariedad del jinete, sino de la sanción a aplicar al mismo y al caballo.

Últimamente se han quejado del uso de diferentes criterios en lances similares varios profesionales. Así se manifestó  Reza Pazooki, propietario de Genessee, tras el distanciamiento de su yegua al segundo lugar el 5 de noviembre de 2017 por la monta  de Fayos (Genessee) sobre Sousa (Lee Bay).  Según el Acta “la infracción ha existido y ha impedido que Lee Bay (GB) defendiera su probabilidad hasta la meta”. (vídeo min 3:41). Para el propietario no se sigue el criterio utilizado hasta ese momento y manifestado en varias ocasiones por los propios Comisarios en la redacción de las actas: si el lance no ha influido en el orden de llegada no se debe distanciar al caballo.  En cambio el Comité de Apelación dice que “resulta evidente que es imposible afirmar en la mayoría de los casos si se hubiera producido un resultado que no llegó a producirse, es decir, si un caballo hubiera ganado con seguridad una carrera que no ganó. Esta previsión solo sería posible, con mayor o menor seguridad, en algunos casos en que la infracción se hubiera producido justo en los metros inmediatamente anteriores a la meta y, en todo caso, a la vista y previa valoración de lo ocurrido, que es una labor que corresponde a los Comisarios de Carreras” (FJ2 Resolución Comité de Apelación JCE de 8 de marzo de 2018).

 

La controversia llega cuando analizas otros lances similares anteriores y posteriores con diferente resultado, así:

  • El 22 de noviembre de 2015 Fayos (Totxo) realiza un movimiento similar al que hace con Genessee. Esta vez sobre Janacek (Otro Gintonic) (vídeo 1:20). Los Comisarios deciden poner a pie a Fayos un día de carreras por “haber interferido ostensiblemente en el recorrido” a Otro Gintonic sin distanciar al caballo.

 

  • El 22 de octubre de 2017 Ortíz de Urbina (Tuvalu) sobre Borrego (Mr Axel) en la recta de enfrente y después en la recta de meta Ortiz de Urbina (Tuvalu) sobre Sousa (Castellated) (vídeo  1:37 y 2:25) En el Acta los Comisarios entienden que lo acaecido en la  recta de enfrente es un incidente de carrera. Sobre el incidente de la recta de meta imponen multa de 150€ al jockey Ortiz de Urbina y le dicen que debería haber hecho lo posible por evitarlo, pero sin embargo entienden que “no ha influido en el orden de llegada que confirman”, dando como ganador a Tuvalu.

 

  • El 22 de abril de 2018 Lopes (Master Me) sobre Fayos (Ranyan) (vídeo 1:13) Se reconocen los hechos en el acta y se apercibe al jockey.

También encontramos dispares resultados si analizamos bruscos cambios de línea:

 

  • El 24 de abril de 2016 Gómez (Shesspirr) cambia de línea y va sobre Martínez (Nader) y Sousa (Qooside) y de nuevo sobre Sousa (Qooside) más adelante (vídeo 2:40). En el acta, los Comisarios de carreras reconocen la existencia de las molestias y dicen que no han interferido en el orden de llegada, sancionan con una multa al jockey de 250€ y no aprecian voluntariedad pero sí que no haya hecho nada por evitarlo y por ser reincidente se le pide que ponga el máximo cuidado en evitar que se repitan. Shesspirr entra segundo en meta.

 

  • El 11 de marzo de 2018 Melgarejo (Carolini ) sobre Corallo (Impressionant) y éste se va contra Janacek (Don Sancho) (vídeo 1:53) En este caso tras oír a los implicados los Comisarios mantienen el orden de llegada e imponen multa a Melgarejo de 150€ sin llegar a calificar la acción. Impressionant entra tercero por delante de Carolini y Don Sancho quinto.

 

  • El 1 de abril de 2018 Martínez (Pantheur) sobre Grosjean (Cretino) y éste sobre Schistl (Lucky Star) (vídeo 2:18) En el acta se admiten cambios involuntarios sin repercusión en el orden de llegada, que confirman,  y multa al jockey de 150€ atendiendo al art. 151. II Pantheur gana dicha carrera y Cretino entra segundo en meta.

 

En la pasada jornada del domingo 6 de mayo se distanció a la yegua Nieves tras ganar el Premio Comunidad de Madrid, lo que provocó en su propietario y en su preparador parecidas reacciones a la de Pazooki, al entender que no se miden con el mismo rasero todas las acciones por parte de los Comisarios.  Por lo relatado en el acta, Sousa (Nieves) provoca la caída de Revolte (Carolini) y ésta la de Grosjean (Jimena) (vídeo 1:47)  Los Comisarios entienden que es una  maniobra violenta y peligrosa en todo caso, aunque no se hubiera provocado la caída de las dos participantes, no voluntaria, y distancian a la potra al último lugar y multan a Sousa con 500€ en virtud del art. 150 II y le prohíben montar en 3 jornadas 20-24-27 de mayo.

Con la calificación de monta peligrosa tenemos un ejemplo con una sanción muy diferente:

  • El 10 de septiembre de 2016 Martínez (Destino Canarias) sobre Sarabia (Polarsturm) (vídeo 1:23) En el acta se califica la monta como peligrosa y se pone a pie al jockey 15 días.

Ante acciones que provocan una caída, existen también ejemplos de actuación contraria:

  • El 26 de noviembre de 2017 Cadel (Falak), según el acta, provoca la caída de Arguinzones (Never Cry) (vídeo 1:45), textualmente dicen los Comisarios: “la maniobra del jockey Cadel ha revestido peligro y provocado la caída, sin que se pueda decir que ha hecho lo posible por evitarlo. En consecuencia acuerdan mantener el orden de llegada, imponer al jockey Cadel una multa de 150 euros y prohibirle montar por un periodo de 30 días naturales de acuerdo con el art. 151. II”. Falak quedó segunda en dicha carrera.

 

  • El 15 de agosto de 2017 Montenegro (Ababol) sobre Forest (Nice Piorno) (vídeo 1:02) Según el acta se considera incidente de carrera sin sanción, aunque según el código cabria el distanciamiento del ganador por ser de la misma cuadra que el que provoca el incidente.

Podríamos pensar que el código cambia en diciembre de 2017 y eso es lo que hace que se resuelvan de manera diferente estas acciones y que con la obligatoriedad de distanciamiento que establece el art. 179 no existe más remedio que distanciar, pero  ya existía ese mismo artículo en la versión anterior del código de carreras de febrero de 2017 y el testigo anteriormente referido como numero 8) ocurre bajo su vigencia. Además, esa obligatoriedad de distanciar remite a un artículo que no contempla lo mismo: el art. 151 I habla de potestad de los Comisarios no de obligatoriedad. En la próxima redacción del Código habría que cambiar esta cuestión asumiendo en el 151 I lo que se dice en el 179 o eliminando esa obligatoriedad en este último.

En definitiva estos propietarios lo que están poniendo en tela de juicio no es la resolución final, que también, sino que la misma no atiende al mismo criterio anteriormente utilizado, y esto lleva a situaciones que entienden injustas y que les perjudican gravemente, generando a su vez una inseguridad jurídica entre los profesionales. Entendemos que urge que se unifiquen los criterios en torno a esta cuestión, que todos los profesionales conozcan ese criterio de los Comisarios a la hora de valorar las acciones y que se mantenga siempre el mismo en aras de una competición lo más transparente posible. Hay quienes abogarán por una regla clara para distanciar por cambios bruscos de línea basada en los cuerpos de ventaja que se llevan sobre el perseguidor. Hay quienes entenderán que sólo se debe distanciar cuando se moleste a quien tiene opción de batirte en la meta. Hay quienes en cambio entienden que en cada acción en que se moleste se debe distanciar. Otros, que sólo cuando ésta se produzca en la última curva y en la recta de meta… En este sentido la IFHA en su reunión de 2 de octubre de 2017 estableció que había que uniformar las normas sobre interferencias y el  consejo aprobó por unanimidad que si a juicio de los comisarios  un caballo produce una interferencia a otro caballo, pero el molestado, independientemente del incidente, no habría sido capaz de terminar delante del que produce la molestia, los jueces no alterarán las posiciones. Caso contrario, si consideran que el caballo víctima hubiese terminado delante del que causó la interferencia,  los jueces inmediatamente lo colocarán por delante del que lo molestó. Elegir el criterio a seguir puede ser un tema controvertido también, pero una vez establecido todos los profesionales y propietarios sabrán a qué atenerse.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here