La semana anterior en Japón se celebró una nueva edición del Derby de ese
país; a nadie le extrañó lo más mínimo que el ganador, Wagnerian, fuese un
hijo de Deep Impact. Por aquellos lares el super semental hijo de Sunday
Silence lleva desde sus comienzos en la yeguada apabullando en las
carreras más importantes. Lo bonito del asunto es que tanto en Inglaterra
como el Francia en sus correspondientes Derbys, había otros dos vástagos
de Deep Impact con grandes posibilidades de provocar un triplete histórico.

No fue así por poco. En Chantilly sí se imponía Study of Man, nieto
además de la incomparable Miesque. Su origen le coloca como uno de los
padrillos más interesantes para servir en Europa, aunque no deseo que sus
poderosos propietarios tengan prisa en retirarle. Mejor si lo dejan en activo
el año que viene. Recordar que a ésta misma línea femenina pertenece
nuestro Nemqueteba, ahora semental en el Haras de Marmaria.
Precisamente hace pocos días se llevaba las 1000 Guineas irlandesas Alpha
Centauri, biznieta de la mencionada Miesque y nieta de East of the Moon,
la misma abuela que Nemqueteba. Es evidente que la familia está en plena
ebullición.

Si hablamos de grandes orígenes, siento predilección por el de Masar, el
verdugo del favorito Saxon Warrior en Epsom. El hijo de New Approach se
impuso con cierta facilidad en el Derby de los Derbys. Venia de ser tercero
en las 2000 Guineas de Newmarket; con el cambio de escenario y el
aumento de metraje el Godolphin desarrolló todo su potencial, que no es
poco, superando por dos cuerpos a unos rivales temibles. Me encanta la
forma en que se desplaza este bello alazán, nada aparatosa pero sumamente
eficaz y veloz. Sigo con devoción la línea materna de Urban Sea y me fijo
mucho en los cruces que se están haciendo con su descendencia. El caso de
Masar es de enorme interés, pues si no me equivoco es solo la segunda
ocasión en la que se recurre a un padrillo de línea Galileo para combinar
con ella y producir así un imbreeding sobre tan fabulosa matrona a través
de un hijo y una hija. Curiosamente Coolmore tiene algunas descendientes
de Urban Sea con las que no se ha atrevido a realizar esa combinación, pese
a lo fácil que le resultaría hacerlo por ejemplo con Australia. No obstante
ha sido su gran competidor Godolphin quién primero ha experimentado con
la fórmula y casi a la primera ha sacado el premio gordo gracias al estiloso rubio Masar. Seguro que será un gran semental en base a los genes que
aporta. Su madre es una Cape Cross que resultó muy buena en las pistas y
la abuela es por Selkirk. Se me ocurren muchas combinaciones para sacar
provecho de una sangre con semejante alcurnia.

En nuestro Derby también se produjeron excelentes noticias al descubrir lo
fantástico que es Don Sancho. Llevamos una primavera de fenómenos que
afortunadamente parece no tener fin. El caballo criado por Gonzalo Ussia
en Milagro realizó toda una exhibición en la que era tan solo su tercera
salida a la pista. Hubo críticas a su entrenador por el exceso de prudencia al
pasar de un Gran Premio Nacional que, visto lo visto, no debería haberle
costado gran cosa habérselo llevado de calle …. O quizás se habría
quedado por el camino. Todos sabemos que los purasangres son de cristal,
y más en ésta época primaveral en la que su desarrollo provoca importantes
cambios en su anatomía, no siempre para bien. Además, gracias a la
precaución de Guillermo ahora sus propietarios disponen de un caballo
mucho más fresco, si el equipo toma al final la decisión de atreverse a retar
a sus mayores en el Gran Premio de Madrid. Ya va siendo hora de que un
clásico gane otra vez nuestra más golosa prueba intergeneracional. Pocas
veces un ganador del Derby llegaría a la cita en mejores condiciones. Se
puede afirmar que Don Sancho está casi sin estrenar. No ha tenido una sola
carrera dura y el domingo su galope en la recta final fue de campeón con
todas las letras. Guillermo Arizcorreta ha cambiado la estrategia con los
hijos de Caradak, a los que se tenía antes que nada por sujetos precoces. Ni
Abrantes, ni Don Oscar, ni Don Sancho lo son, y gracias a esa
interpretación de sus cualidades, ahora tiene a esos tres ejemplares en un
estado óptimo de madurez y forma. Con uno buscará la gloria en la
velocidad internacional, mientras que a Don Oscar le espera la reválida del
Carudel, y a Don Sancho ¿Por qué no? El Gran Premio de Madrid. En el
mundo del Turf tan importante resulta la prudencia como la valentía, y
según la ocasión debe primar la una sobre la otra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here