“Spain strike with speedy Equiano” Racing Post, 17 de Junio de 2.008

Ha habido muy buenos caballos “españoles” que han obtenido grandes resultados en el extranjero. Suances gano un Grupo I de gran solera como es el Jean Prat, y por nada menos que 6 cuerpos. Royal Gait gano la histórica Gold Cup en Royal Ascot, aunque posteriormente fuera distanciado en una decisión que marcará un antes y un después en la line a seguir por los Stewards británicos. Teresa se peleó con los mejores caballos de Europa en el Arco del 88. Domeside venció en el Cadran. Y todavía tenemos fresca en la memoria la excelente carrera de Noozhoh Canarias en el Lagardere, o los triunfos de Sir Andrews en el lejano oriente. Pero yo creo que tanto por valores, como por dificultad y escenario, hay un caballo de los que surgieron en España que destaca sobre los demás, el pupilo de Mauri Delcher hijo, Equiano.

Equiano fue rematado de foal en las subastas de Diciembre de Deauville por un montante de 26.000 euros. Hijo de Acclamation, pertenece a su primera potrada.  Aclamation fue un flyer puro, que en las 16 carreras en las que participó nunca afronto más de los 6 furlongs. Entre sus victorias destaca el Diadem, un duro Grupo II  que se disputa en Otoño en Ascot sobre 1.200 metros, aunque su mejor carrera quizás fue un segundo puesto en el King Stand de Royal Ascot tras Choisir. Paso a la yeguada en 2004, con un fee no excesivamente alto, 10.000 euros. En ese momento Acclamation no dejaba de ser un buen  velocista sin un gran origen, un semental sin excesivo brillo ni perspectivas. Su eclosión vendría años después con productos como Sparkling Power, Harbour Watch o Dark Angel. Pero sobre todo con el clasudo Equiano. La madre de Equiano era Entente Cordiale, una hija de Ela-Manu-Mou. Esta yegua en su año anterior había tenido un producto por Key Of Luck que ya estaba en los boxes de M. Delcher  y que más tarde defendería los colores de la cuadra Miranda en España con el nombre de Barahir, dando un buen valor que le llevo a imponerse en el Veil Picard  y ser 3º en el Gran Criterium.

Precoz debió ver su entrenador a Equiano, ya que le debuta en el Primer Paso, a principios de Mayo. Segundo en esa carrera, nada hacía presagiar que acabábamos de presenciar el debut de uno de los que serían mejores sprinters de Europa un año más tarde. Fue segundo, a menos de ½ cuerpo del vencedor. Su primera victoria se produciría un par de meses más tarde, en la temporada veraniega de Lasarte, para luego imponerse de nuevo en Madrid y terminar el año afrontando el Criterium Internacional donde solo pudo ser tercero siendo batido por Rituss y Yepes. Aunque en ese momento nadir lo imaginaba esta sería la última vez que se le vería competir en España. Parecía un buen potro, sin más. Pero algo le debió ver Delcher cuando le matriculó en el Criterium de Maisons Laffite, un Grupo II que se disputa en Paris a principios de Noviembre sobre 1.200 metros. Con la monta de Victoire finalizaría tercero tras un intratable Pomellato que ya era ganador de Grupo y el británico Norman Invader que venía de ganar un grupo en Irlanda. Una gran actuación  que le valió un valor de 103 para Racing Post.

A 3 años reaparecería en Maisons Lafite a primeros de Abril siendo segundo en un barrizal, para imponerse un mes más tarde en Chantilly en 1.100 metros con más facilidad de los dos cuerpos que señalan las distancias oficiales. Equiano empieza a mostrarse como algo más que un caballo útil. Racing Post le da un 111 que ya le coloca en el disparadero de poder pelear los grupos para velocistas del país vecino. No para de subir de valor, y cada vez se le ve con más confianza.

Su siguiente carrera ya será una prueba de fuego, el Prix Gros-Chene, un Grupo II intergeneracional a disputar sobre 1.000 metros, carrera que figura en el palmares de caballos como Anabaa o Moss Vale. Con un lote de 12 participantes y una cuota de 18/1, le toca un cajón interior: prueba muy dura para los 3 años (en los últimos 13 años solo se habían impuesto 2 ejemplares de tres años) se impondría Marchand D´orr, uno de los mejores sprinters europeos, múltiple ganador de grupos tales como el Maurice de Ghest . El pupilo de Mauri acaba de entrar en la elite de los velocistas europeos. Ha demostrado que puede pelear por cualquier grupo para Flyers. Racing Post le da un valor de 115. Y no para de subir de valor, se le ve mejora y está entre los mejores 3 años franceses en las pruebas de velocidad puras. Y por ambición que no falte. Su preparador fija su siguiente objetivo. Nada más y nada menos que el King Stand, en Royal Ascot, una de las pruebas fetiches de la velocidad en Europa. Royal Ascot. Lo más granado del mundo. Días antes le llega una oferta a su propietario. J. Acheson llega un acuerdo con Felix Sanz. Como declararía con posterioridad Mauri Delcher fue “el mejor caballo en el peor momento” Feliz Saenz tiene que vender. Equiano, el caballo de una vida, cambiara de propietarios y de preparador. En Royal Ascot ya no lucirá los colores verdes de Madroños.

Se sortean los cajones. Le ha tocado el cajón 11 en un lote de 13 participantes. Contará con las mágicas manos de Olivier Peslier, con el cual ya había ganado una carrera en Paris. Es un lote corto para este premio. Como favoritos parten Fleeting Spirit, otro 3 años que en su única carrera del año ha vencido en el Temple (Grupo II) batiendo fácilmente a un gran velocista como es Borderlescott. También destaca el australiano Takeover Target, que el año pasado se había colocado en los dos Grupos I del meeting de Royal Ascot y que pasa por ser uno de los mejores sprinters del mundo en los últimos años o Kingsgate Native, que en su última carrera había conseguido la proeza de ser segundo en el Abayye con dos años.

Y se da la salida. Rápidamente el pelotón se disgrega en dos grupos, con Equiano por el nearside. Siempre en  las posiciones punteras, se ve al caballo muy cómodo. Peslier parece dominar la situación. Su lote parece bajo control, y pese a que las referencias visuales son siempre dificiles, da la sensación de que los que galopan por el otro lote no va a ser enemigo. El australiano Takeover Target se mantiene tras él, con un Fleeting Spirit pegado a ellos a la espera de aplicar su punta de velocidad. Por el otro lado, el mayor enemigo parece que puede ser el Godolphin Dandy Man, al que Dettori ya viene exigiéndole.

A falta de un furlong todos los jinetes muestran sus cartas. Nadie parece traer más que nadie, pero tampoco da la sensación de que vayan a poder con Equiano, el cual magníficamente sostenido por Peslier se impone en la meta por ½ cuerpo a Takeovertarget. Fantástica victoria del pupilo de Delcher. Se ha impuesto en una de las pruebas más importantes del mundo para sprinters. Racing Post le da un valor de 119. Cierto que no ha sido una de las ediciones más brillantes de esta prestigiosa prueba, pero ganar un Grupo I está al alcance de muy pocos caballos, y más si ese Grupo I es en Royal Ascot y se trata de un premio tras prestigioso como este.

Equiano a partir de esta carrera se instala como no podía ser de otra manera en la elite de la velocidad mundial, siendo unos meses más tarde 4º en el Nunthorpe. Pero da la sensación que el cambio de patio no le sienta demasiado bien, con operación de garganta incluida, tardando más de dos años en volver a pasar por ganadores, en un Listed en Newmarket. Tras esa carrera parece que recupera moral y condición, ya que se impone nuevamente dos semanas más tarde en un Grupo III. Tres semanas más tarde es segundo en el Temple, una de las clásicas preparatorias para velocistas de cara a Royal Ascot, donde se presenta de nuevo en el King Stand pleno de moral en un terreno seco saliendo favorito. Con la monta de Hills se impondrá por un par de cuerpos, logrando el dificilísimo doblete de ganar dos veces el King Stand. Se ha convertido en uno de los grandes caballos de la velocidad de los últimos años.

Unos meses más tarde será segundo de la dificilísima July Cup, a menos de ½ cuerpo del crack australiano de Coolmore Starspangledbanner, en la que yo creo que puede ser la mejor carrera de su vida, y por la que Racing Post le dio 123 de valor.

Su última carrera seria en el Nunthorpe donde sufrió problemas físicos y nunca entro en carrera, siendo último, y tras la cual será retirado al haras.

Equiano ha sido un magnífico velocista, que quizás no ha gozado del suficiente reconocimiento por parte de los aficionados españoles. Ganar en Royal Ascot es muy dificil. Ganar además en un Grupo I es casi milagroso. Y hacerlo dos veces esta solo al alcance de unos pocos caballos cada década. Su prestigio como corredor es tal, que en 2014 hizo la doble temporada de semental, haciendo el turno en el hemisferio sur en la prestigiosa yeguada Swettenham Stud en Australia, tierra de los velocistas por excelencia. Y como dijo Adam Sangster, responsable de esa yeguada,

“Puede sonar absurdo traer un semental velocista a hacer la monta a Australia, tanto como importar cerveza Guinness a Dublin, pero Equiano ha demostrado ser un gran campeón”

Pero su andadura de semental da para otro articulo….

- Publicidad -Campaña Housers 728x90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here