Tras la disputa del mítico Derby de Epsom el sábado por la tarde, y apenas un par de horas antes de que se corra el parisino Jockey Club, tendrá lugar en el Hipódromo de la Zarzuela nuestro particular Derby. Quizás no tenga el nivel de los dos grandes grupos europeos, pero siempre será nuestro, y su ganador, el cual vamos a intentar descifrar a continuación, nos parecerá mejor que cualquier pupilo de O´Brien o Fabre que pueda escribir su nombre en la historia del turf moderno.

Aupa: Más que irregularidad, lo que ha mostrado este caballo es necesitar unas condiciones muy específicas de carrera. Su exhibición vino cuando pudo dominar de punta a punta en una carrera rápida. En su última, a pesar de que da un buen valor, no es capaz de pasar a una Sibyl que venía pidiendo la hora en 2.100 metros. Por mucho que aquel día la pista estuviera pesadísima, no creemos que esta sea, ni mucho menos, su mejor distancia. No podemos recomendarle para nada.

Betting Tip: El valor y la consistencia mostrados en Francia son argumentos más que suficientes para contar con él.  Solo ha fallado en un listed corrido sobre una pista impracticable, y aunque es probable que le falte algo de pulmón en los metros finales, si la carrera se corre de verdad, muy poquitos de este cuentan con el suficiente nivel como para hacerle frente. Un fijo en la llegada.

Cretino: Impecable la gestión de Jorge Rodríguez con los ejemplares de la cuadra Palomares, más allá de la mala suerte que hayan podido tener en carreras. Cretino llega al 200% a esta carrera, es su gran objetivo. Seguramente sea el que mejor pueda con los metros de todo el lote, y las carrilleras parecen haber despertado ese instinto ganador tan necesario para una prueba de este nivel. Su línea materna indica que aún le resta mucha mejora, y Grosjean está montando de cine.  No se cae del trío.

Don Sancho: La gran esperanza del patio de Arizkorreta en su generación clásica. Debut tranquilo como mandan los cánones en la cuadra, pero aun así ya se le vieron maneras. Su segunda fue un auténtico paseo en el que hubiera ganado por 10 cuerpos si hubiera querido. Su forfait en el Nacional lo interpretamos más como un intento de dejarle el camino libre a Ategorrieta que otra cosa, ya que en la cría esta clase de victorias son muy valiosas en las yeguas. Va a llegar en perfectas condiciones, otra cosa es que aún le falte algo de madurez para la lucha final. Aunque ganar sea de horteras, vamos con él.

El Puntal: Este sí que da una de cal y otra de arena. Su Velayos fue demasiado malo para ser verdad, pero creemos que esta distancia le viene larga (su hermana materna no llega a la milla), y que le falta un puntito de clase incluso para meterse en el trío.

El Sierro: Un auténtico portento este hijo de Hurricane Run, pero necesitaría una carrera corrida a un ritmo muy alto para poder desplegar su remate en la recta final. Lo recomendamos como antepost para el Villamejor en el Velayos, y seguimos haciéndolo. Hoy aspira a robar una colocación.

Pantheur: Gigantesco mar de dudas el que nos crea la opción de Este hijo de Planteur. Preparó su debut como si fuera la carrera de su vida, y no tiene nada más que enseñarnos? La inmadurez que ya mostró en su primera salida a pista le pasó factura en su segunda? Nos inclinamos por la segunda opción, y le damos otra oportunidad.

Poporo: Teniendo en cuenta el estado de forma de su patio, y lo ardiente que salió en los primeros metros, su Velayos fue más que digno. Es seguro que será uno de los primeros en destacar en cuanto los caballos del duque salgan del inmenso bache en el que se encuentran sumidos. Hoy sólo podemos observarle.

Sonny Boy: Es tan cierto que no hay que considerar exacta su actuación en el Nacional como que en su mejor valor no va a ser capaz de inquietar a los mejores de este lote. Se ganará bien la vida ya que se muestra honrado y con corazón, pero esta no es su carrera.

Belle Plante: Primera de las dos yeguas que se atreven a plantarle cara a los machos este año. Creemos que no llega a los metros por lo demostrado hasta ahora, y sobre todo por su forma agresiva de afrontar los recorridos. No obstante se ha mostrado muy luchadora y ha demostrado estar a la altura de las mejores de su generación. No andará lejos

Cherina Dynamite: En otro ejercicio de maestría por parte de su preparador, hemos podido comprobar cómo esta yegua tiene todo el fondo del mundo. No para de subir de valor, y su exhibición en el Nacional fue algo muy a tener en cuenta. Parece difícil batir a los favoritos, pero cobrar está a su alcance.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here