Preciosa Poule de Potras la que tendremos la oportunidad de vivir el próximo domingo en el Hipódromo de la Zarzuela. Catorce potrancas pelearán en la pista por alzarse con la corona de la primera clásica primaveral, en lo que se presenta como un nuevo duelo entre franceses y españoles. A continuación les dejamos “el otro” análisis de lo que pueden deparar los 1.600 metros de la prueba.

Distancia. Precisamente el hecho de que la carrera se dispute sobre la milla será uno de los mayores condicionantes de cara a realizar un pronóstico. A estas alturas del año muchos preparadores siguen sin tener claro la distancia ideal de sus tres años, y seguramente sea la última vez que veamos enfrentarse a ejemplares como Time Trail (claramente destinada a la velocidad pura) contra Celestin´s (yegua de Oaks). El ritmo de carrera será clave para determinar si saldrán favorecidos aquellos con una mayor velocidad punta, o si por el contrario serán las “fondistas” las que se lleven el gato al agua.

Terreno. Tras una semana de relativa calma con una pista en buenas condiciones (aunque la posición de los palos hacía que los punteros jugarán con ventaja), volvemos a enfrentarnos a un posible terreno, si no embarrado, desde luego muy suave, que alargará la distancia y complicará la vida a aquellas que entren en la recta final lejos de la punta. Asimismo, la favorita Lozoya viene de ser retirada tratando de huir de una pista pesada, por lo que podemos intuir que las lluvias que caigan en las próximas horas jugarán en su contra. Sin embargo potrancas como Algaida o Shaya, que vienen de exhibirse en el barrizal de las primeras jornadas, no le harían ascos a una pista blanda.

Forma. A pesar de las diversas preparatorias que se han disputado, no todas las participantes llegarán con la misma condición física. Algunas como Falak, Falcon´s Vision o las marroquíes Soupha o Eudoxia han disputado hasta tres salidas en el año, mientras que la gran parte del lote cuentan con una única salida en 2.018 a modo de preparación. La única que lleva sin correr desde el año pasado es Ategorrieta, aunque podemos asegurarles que no llegará falta de trabajos.

Cajón. A menos que se posea un golpe de cajones espectacular, en este tipo de carreras siempre es mejor contar con un cajón exterior que te permita evitar quedarte encerrado (como le pasó la semana a Presidency), y llegar a la recta con tus opciones intactas. En esta ocasión ha dado la casualidad de que las teóricas punteras, más por ritmo de carrera que otra cosa, como son Time Trail y Shaya, salen por el cajón dos y tres respectivamente. Ojo que si no llueve mucho pueden llegar a la recta con una ventaja muy peligrosa. En el otro extremo del poste de salida se encontrarán Kodiak West, Algaida o Celestin´s, que tendrán toda la recta de enfrente para colocarse antes de la curva.

Clase. Sin duda el factor más determinante. El que te hace salir de cualquier compromiso que se te presente durante el recorrido, y que no entiende de terrenos pesados o reapariciones. Creemos que la prueba no está exenta de ella, y ejemplares como Lozoya, Tenue de Soirée o Ategorrieta deberán demostrarlo en la pista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here