Battaash; difícil escribir algo sobre este caballo que resulte novedoso… Es un superclase que en los 5 furlongs ha demostrado tener valores que le convierten en una de las referencias de la última década, un verdadero crack. Si bien su exhibición del año pasado en esta misma carrera fue inolvidable, poco tiene que envidiar su victoria en el King George de Goodwood de hace un par de meses, donde machacó a su lote alcanzando un 129 de valor. Impresionante. Da su mejor valor tanto en duro como en blando, saldrá por el cajón 6  y será montado por su jinete habitual J. Crowley, y aunque aunque viene de defraudar en una carrera extraña donde marca su peor valor de los últimos años, en circunstancias normales, con toda las dificultades que eso implica en este tipo de pruebas, claramente la carrera debería pasar por él. Si tiene un buen día solo por verle merece la pena un viaje a París. Y si no lo tiene, también. Se cruzará a poco más del par.

Tantheem; más madera AL Maktoum (vaya racha de velocistas que lleva este propietario, de mayor quiero ser como él). Yegua de valor discreto hasta este verano que ha destapado como una estupenda flyer tras encadenar dos victorias consecutivas, marcando un 118 de valor tras quedarse unos cuerpos en la salida. Entrenado por Fredy Head, llega en un momento impresionante, y viene de batir a varios de sus rivales en su última carrera donde domino al lote con bastante suficiencia. Debería estar en el podio y es la máxima amenaza para el Rey Bataash. Nuevamente le montará Lemaitre y le ha tocado el cajón 5. Su cuota deberá estar sobre 7, aunque parece que es fuerte rumor. La va a pelear.

City Light; este hijo de Siyouni ha ido subiendo de valor progresivamente durante el año hasta llegar a ser un brillante segundo del Jubilee en Royal Ascot, donde marcó un magnífico 121. Viene de ser batido por Tantheem. Es la baza francesa de más sólida, sale por un incómodo cajón 12, y será montado por Soumillon. Al fallo de los favoritos y pagara sobre 8, aunque a mi no me convence

Mabs Cross; este pupilo de Dods es un sprinter bastante regular, cuyo mejor valor (114) lo alcanzo en el Nunthorpe, donde fue segundo a nariz de la vencedora y por delante de caballos teóricamente muy superiores como Bataash y Blue Point. Ha marcado ya su techo, y sinceramente con ese valor no creo que pueda optar a la victoria en el premio como este. Cajón 13 y Mosse en la montura.

Alpha Delfini; tras haberse colocado en diferentes Grupos de bastante nivel como el histórico Temple Stakes (Grupo II), se destapó en el Nunthorpe marcando el mejor de su vida (117) y lleva 7 carreras sin caerse del podio. Yo no me acabo de creer el Nunthorpe, y veo difícil que este en la llegada, pero ciertamente llega exultante. Cajón 9, una cuota de 20 y su inseparable Lee en la silla.

Havana Grey; este precioso hijo de la más que decente primera potrada de Havana Gold viene de marcarse una victoria de mucho mérito en el Flying Five de Curragh (G1), con una marca de 115.  Cierto que adora ese hipódromo irlandés pero me da la sensación de que se puede adaptar muy bien a Longchamp y es un caballo del que siempre he esperado grandes cosas. Cajón 1… mucho ojo con él que puede ser una suculenta sorpresa.

Soldier´s call; único dos años de la prueba, en 6 carreras ha logrado 4 triunfos. Su última victoria, un Grupo II en Doncaster sobre 5 furlongs, hace poco más de 2 semanas tiene más mérito de lo que parece, pero aun así esta no es una prueba proclive a los dos años dada la dureza de la escala (llevamos 40 años sin ver una victoria de un potro). Contará con la monta de Murphy. Intentará sacar partido de su precocidad y su buen momento. Está a 9 en apuestas y tiene el cajón 4.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here