ParisLongchamp acogerá este domingo 13 una nueva edición de la poule de potros. Tras su “exilio” durante dos años a Deauville, por las obras del hipódromo parisino, nos encontraremos con once participantes en busca de los 342.000 € para el ganador. Lo hará sobre los 1600 metros de la pista mediana, posiblemente con un open strecht a 6 metros y con quejas profesionales sobre la cantidad de agujeros que presenta el terreno y que incluso han llevado a jockeys y preparadores a bien no montar por peligrosidad bien retirar sus caballos. Esperemos que este domingo esto se haya solucionado.

Intentemos un pequeño análisis de la carrera buscando a los posibles candidatos a la victoria teniendo en cuenta que suele ser una carrera, así lo demuestran anteriores ediciones, abierta a ciertas sorpresas.

Es evidente que tanto Wootton (azul Godolphin y preparado por H. Pantall) como Olmedo (propiedad del español A. Caro y entrenado por J.C. Rouget) partirán como favoritos lógicos y casi unánimes. Realmente no hay que llevar la contraria en esta apreciación. Ambos reaparecieron en el Prix de Fontainebleau (G3) y nos dejaron una recta memorable reducida a un épico mano a mano que se saldo con una ajustada victoria del primero.

Esta claro que ambos habrán progresado respecto a esa reaparición. ¿Lo habrá hecho lo suficiente Olmedo como para invertir el resultado? Mi opinión, no la sigan al pie de la letra, es que Wootton volverá a quedar por delante de Olmedo. Mi sensación con este potro es que se autorregula. Solo sabe correr dominando. Lo hace a un ritmo no sencillo de seguir por lo que si los demás no quieren hipotecar sus opciones no deberían caer en la tentación de intentar seguir su tranco. A la hora de la verdad es capaz de cambiar de velocidad y de volver a cambiar si alguien se le empareja a la lucha. Revisen el video del Prix Fontainebleau y verán de lo que les hablo. Creo que se guarda motor para cuando lo necesite e imagino que este domingo lo veremos.

Olmedo es un potrazo. Poderoso y elegante. Su preparación no ha sido la adecuada para la Poule lo que no quiere decir que no llegue optimo al momento apropiado. Su entrenador, J.C. Rouget, mostro su preocupación por ello y hablo de “las malas condiciones climatológicas del invierno y parte de la primavera en el sudoeste francés”. No le falta razón. La lluvia y la nieve han hecho acto de presencia casi continuo por aquí y así es difícil preparar bien nada. Tampoco se le veía muy convencido al Sr. Rouget con el escenario elegido para correr la Poule y hablaba “del hipódromo perfecto para ello, que es Deauville, aunque para eso se han gastado el dinero en reconstruir ParisLongchamp”. Tampoco le agrada correr en la pista mediana “porque puede favorecer a aquellos caballos con los 1600 metros justos”. En la reparación C. Demuro, su jockey, no fue duro con el en toda la recta, pero tampoco era necesario castigar al caballo cuando se veía que no podría pasar a Wootton. Esfuerzo ahorrado, preparación mucho más avanzada y llega al objetivo “perfecto de todo”. Así pues, a la lucha.

Hablemos del resto de participantes. Dice Roll empieza a presentar un perfil sospechoso de poule. Cuatro victorias en cinco salidas y en las tres ultimas nadie le esperaba y paso el poste en primer lugar con suficiencia. De hecho, dejo bastante lejos a la favorita Sacred Life y no debería tener problema con los 1600 metros. Su entrenador es F. Chappet y, si se acuerdan, es especialista en ganar cuando no se le espera como hiciera el año pasado ganado con Precieuse la poule de potras. Los “peros” podrían venir por su agresividad en carrera, y este domingo la agresividad puede salir cara y destrozar una interesante opción de victoria o colocación, y que puede ser más efectivo en línea recta que en el especial trazado de la pista mediana.

Citemos a los representantes de “la pérfida Albión”. Mi sensación es que deberían salir derrotados sin excusas. US Navy Flag viene de encadenar una decepcionante Breeders y de reaparecer último, de cuatro, y lejísimos de Gustav Klimt. Obvio era que aquello fue concebido como un escalón más en su preparación para la poule gala y del maestro O´Brien solo podemos esperar un gran truco de magia para que haga que el potro se lleve la carrera.  Ahora bien, ¿tiene el valor y la clase suficiente para hacerlo? Para mí, no.

El resto de británicos mucho tendrían que mejorar para batir a los grandes favoritos franceses, aunque del Sr. Gosden podríamos esperar que alguno de sus dos pupilos tuviera “ese no sé qué” para así llevarse la carrera.

A continuación, citaremos a Francesco Bere que vienen de ganar, bien, el Omniun II(Listed) aunque la compañía de hoy parece dos peldaños por encima, bien que del preparador D. Guillemin solo se pueden decir buenas cosas en lo que ha preparar velocistas se refiere.

Del mismo modo que el resto de británicos, el resto de franceses tampoco debería presentar una alternativa válida a sus compatriotas citados anteriormente salvo fallo estrepitoso de los indicados y no deberíamos esperar ninguna sorpresa por este lado.

Hagamos un trio: Wootton – Olmedo – Francesco Bere

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here