Al igual que las otras seis pruebas de esta jornada inaugural de la primavera madrileña, el pronóstico del Fernán Nuñez se presenta tremendamente complicado debido al tiempo fuera de las pistas con el que se presentan la mayoría de los aspirantes al triunfo.

Sin embargo en las siguientes líneas intentaremos dar algún que otro detalle que puede resultar clave para dirimir quien puede hacerse con el triunfo de esta interesantísima carrera.

Nieves: Ver a la ganadora del Oaks disputando un hándicap da una idea del cambio que ha sufrido el programa de HZ, dando oportunidades a caballos que normalmente debían afrontar un programa mucho más cerrado. En este caso la hija de So You Think reaparece tres meses después de su fallida aventura francesa donde tuvo todo en contra, empezando por el estado del terreno. Sin duda los 62 kilos serán su mayor enemigo, a pesar de su poderoso físico, pero un terreno rápido como el que se encontrará el domingo debe bastar para que se asome de nuevo a la llegada y nos haga recuperar la ilusión con ella de cara al resto de la temporada.

New Ialy Bareliere: Arriesgado reenganche el de esta hermano de Newango ya que al contrario que Nieves su físico no parece el más adecuado para soportar 61,5 kilos. No obstante recupera las condiciones de sus mejores carreras, y ha demostrado que Madrid es la pista donde mejor se desenvuelve. Outsider.

Le Rafale: Caballo con mucha clase al que se ha gestionado de manera brillante. Mucho más a gusto en pista blanda, pero es buen reaparecedor, y la distancia parece la ideal. Sale batido por Luminic, pero no debemos descartar que siga subiendo este año hasta dar nivel de grandes premios.

Luminic: Yegua con tanta clase como carácter, lo que hace que necesite de un recorrido muy medido para dar su mejor valor. En el Villamejor no salió de la parte trasera del pelotón hasta los últimos metros, pero dio la sensación de haber podido acabar más cerca. Agradece correr fresquita, y tiene físico de sobra para mover el peso. Muy cómoda en pista rápida y cuenta con valores para batir a todo el lote. Mucho a favor.

Metkaif: Estrena carrilleras este hijo de Iffraaj que no sabe lo que es estar fuera del dinero en este hipódromo. Interesante también como quieren probarle en las dos curvas, ya que por línea materna cuenta con mucho fondo (su abuela fue tercera del Oaks en Epsom). Todo esto sumado al efecto Sousa hacen que su participación le ponga todavía más picante a un ya de por sí calentito hándicap.

Elysian Star: Caballo con toda la stamina del mundo que viene de reaparecer discretamente en Cagnes Sur Mer después de una durísima campaña otoñal en Madrid. Le vemos bastante alto en el hándicap como para poder defender su probabilidad en este duro lote, y es bastante probable que le saquen de paso con una pista tan rápida. Más adelante.

Cretino: Otro que va sobrado de fondo, y además probablemente sea el elemento con más progreso de todo el lote. Sin embargo va a reaparecer tras una delicada lesión y como bien indica su preparador en la revista A Galopar, “lo importante es que se lleve una buena lección”. Verle cerca de los primeros le convertiría automáticamente en caballo a seguir durante el resto de la temporada.

Embat: Este hijo de Roderic O´Connor se ha mostrado que útil en las dos curvas, aunque lo más curioso es observar su mejora desde que le pusieron los tapones: dos primeros y un segundo en cinco carreras. Bajó algo a final de año por lo que habrá que ver cómo reaparece, pero dudamos que se acabe la temporada sin volver a verle pasar por ganadores.

Garmar: Viene de exhibirse en Vilaseca a favor de estilo puntero (aunque está siendo investigado por un posible positivo). De nuevo vuelta a la realidad en un lote durísimo y donde además tendrá competencia por la punta. No es su carrera.

Rosaura: Yegua que acabó el año en plena expansión de valor, cumpliendo con el típico perfil de la preparación. Cuenta con mucho progreso todavía, ya que su galope seguía estando muy verde en todos y cada uno de sus triunfos. Hay esperanzas con ella de que pueda acabar corriendo las grandes pruebas, y para eso debe estar muy cerca de ganar este día.

Lee Bay: Se encuentra situadísimo en la escala este hijo de Cacique, y aunque ya necesita más metros puede dar un susto a más de uno si no pierde demasiados cuerpos a la entrada de la recta final. En cualquier caso nos jugamos un bocata de panceta de los del hipódromo a que esta primavera se hace (por lo menos) con una carrera. Amante de la pista rápida.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here