Apenas una hora después del término de la jornada en el Hipódromo de la Zarzuela, todos los aficionados al turf tenemos una cita delante del ordenador para seguir el complicadísimo reto que Electra Voice, José Carlos Cerqueira, y la cuadra La Cincha van a afrontar este domingo en el majestuoso y renovado Longchamp. Sobre una pista que se encontrará en perfectas condiciones, y un día asombrosamente soleado y caluroso, la hija de Poet´s Voice se enfrentará a un duro lote de nueve unidades en el que la victoria parece muy complicada, pero que deja la puerta abierta a lograr una negrita que, tal y como apunta su preparador, supondría un impulso definitivo en el futuro de la yegua como reproductora:

“En España ya ha demostrado todo lo que debía, y es el momento de ir con todo y ver dónde está su límite. Siempre que he creído que afrontaba una carrera que le iba a resultar muy difícil, ella se ha superado y me ha dejado mal. Se encuentra fenomenal, y todos los jockeys de fuera que la han montado me han dicho que no tuviera miedo a arriesgarme, que es una yegua de Black Type.”

El cajón más exterior hará que su jockey, Julien Augé, deba estar muy atento de salida para no verse muy atrás en los primeros metros, ya que tal y como se ha demostrado en este primer mes de carreras en el recinto del Bois de Boulogne, cuesta un mundo hacerse con el triunfo sino se entra cerca de la cabeza en la recta final. No obstante lo que más teme el preparador portugués es el hecho de que la carrera se dispute a la mano contraria a la que Electra está habituada:

“Está muy acostumbrada a correr a mano  izquierda en Madrid, ella misma sabe el momento justo en el que debe atacar, y aunque Augé la conoce muy bien de cuando ganaron el Blasco, me da miedo que en una recta tan larga (casi 700 metros) se vea un poco perdida. También habrá que ver qué tal digiere el viaje, aunque de momento ha llegado muy bien a San Sebastián.”

En cuanto a sus rivales, por valores destacan Dame du Roi, una hija de Dark Angel entrenada por Freddy Head que tuvo una reaparición bastante plana, pero que no hay que olvidar que cerró el pasado año siendo cuarta del Prix La Foret (G1). Baltic Duchess es una hija de Lope de Vega a la que sino fuera entrenada por Fabre descartaríamos por el hecho disputado todas sus mejores carreras por encima del doble kilómetro. Asimismo, Lida acabó el año en plena progresión de valor, y aunque no ha corrido en el año, de momento no se conocen sus límites.
Cerqueira sin embargo se muestra satisfecho con sus rivales, a pesar de tener muy clara la dificultad de la empresa que van a afrontar:

“Cuando decidimos matricularla éramos plenamente conscientes de lo que nos íbamos a encontrar. Podríamos haber buscado un listed más sencillo en el sudoeste, pero lo que queremos es ver hasta dónde puede llegar la yegua, y esto es una oportunidad única. La carrera se ha quedado más accesible de lo que pensaba, con varias yeguas sin correr en el año, y otras que dieron sus mejores valores a dos años. Ella es la única 5 años del lote, y estoy seguro de que cuando se vea con solo 56 kilos encima lo va a agradecer.”

Finalmente, imaginando la táctica soñada, el entrenador luso sabe perfectamente lo que le conviene a su pupila:

“La pista rápida le favorece mucho. Lo importante es que no tire, porque es lo que pasó las dos veces que corrió mal en España. Se deja llevar mejor en los recorridos, y nuestra intención es que vaya tapada, aunque si no hay paso tendremos que ir más delante. De momento todo está yendo como quería, solo quiero que se abran los cajones.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here