Llegamos a la última jornada de esta temporada otoñal en el Hipódromo de la Zarzuela, con una jornada tremendamente atractiva que promete hacer las delicias de todos los aficionados. Una de las pruebas más destacadas será este Villamejor. Si igualado se presentaba el Blasco la semana pasada, no parece tampoco muy sencillo establecer un favorito claro para llevarse el triunfo sobre los 2.800 metros de la prueba. Muchos son los condicionantes a tener en cuenta de cara a un pronóstico que se presenta muy abierto.

Galikeo: Los papeles de este caballo son para dejar embelesado a cualquiera que le guste la cría. Fue adquirido por un precio razonable para la calidad que demostró en su día en Francia con la esperanza de poder recuperarlo para los grandes premios de nuestro país. Su presentación fue un tanto gris, pero es cierto que en el paddock se podía intuir que le faltaban unos cuantos trabajos para estar al 100%. Ha pasado más de un mes desde el Memorial, y si mejora tanto como indican sus trabajos, puede ser el gran tapado de la carrera.

Hipodamo de Mileto: No hay que olvidar que estamos hablando del único ejemplar que hizo sudar a Wild King en el Derby, y en sus mejores valores tendría, sin duda, una primera chance.  El problema es que lleva desde septiembre sin correr, y el hecho de que no haya disputado ni una sola de las grandes pruebas otoñales da a entender que ha podido tener algún problema. Además de la duda por su estado de forma, nos surge la de la distancia, ya que aunque ha demostrado llegar a la milla y media sin demasiados problemas, creemos que hay otros que han demostrado mayores aptitudes en la distancia. Por todo ello nos parece vulnerable.

Sancho: Uno de los tres hijos de Motivator en la prueba, lo que habla del fondo que da este semental. En este caso nos encontramos con un caballo que ha tenido muchos problemas para dar su valor, pero que como suele ser habitual en esa cuadra, lleva la clase por bandera. Venció con muy buenas maneras en su última, mostrándose muy rehabilitado y preparado para este reto. Es la opción de Janacek, y aunque su regularidad hay que ponerla en duda, debe contar para todo.

Zascandil: Típico tres años del patio que no deja de progresar en cada salida hasta llegar a un valor de gran premio. En el Memorial volvió a subir unos cuantos kilos; siendo exigido desde la curva y pidiendo más metros. Si repite ese valor es imposible que se caiga del trio, y que gane o no va a depender de los brazos de Fayos.

Castellated: Sus dos salidas en España han sido más que convincentes, y por qué no decirlo, muy bien programadas por su entrenador: subiendo progresivamente de nivel y dándole el tiempo suficiente para recuperar los esfuerzos entre carrera y carrera. Llega a tope de forma a esta cita, y con un perfil claramente fondista. Si Jose Luis consigue taparla detrás de Queenwhity podemos tener ganadora.

Fuenteesteis: Si antes hablábamos del fondo que transmite Motivator, debemos remarcar la versatilidad que aporta Falco como semental. Tanto Hipodamo de Mileto como Fuenteesteis han rendido al mismo nivel en distancias de fondo y por debajo del doble kilómetro. Dicho esto, creemos que el de Nanina tiene muchas más opciones de poder con los 14 furlones que la pupila de Ramón Avial, y nos cuesta mucho verla figurando a pesar de la tremenda regularidad que ha mostrado durante todo el año.

Queenwhity: Una auténtica galopadora esta hija de Palamoss, que en su reaparición, y tras una dura campaña primaveral aguantó muchísimo hasta ser batida por el prometedor Santiz. Su valor se encuentra un tanto limitado, pero es seguro que animará la carrera y entrará la recta en primera posición. Lo que aguante, y por tanto sus opciones de cobrar, pasa por el aire que tenga el resto en los últimos metros.

Sweet Sue: Un carácter complicado y clase a raudales es lo que presenta esta hija del gran Nathaniel. Tiene todo el fondo del mundo, como demostró con su remate sostenido que le sirvió para batir a Hooponopono. Es la que peor sale de valores, y para ganar parece que lo puede tener complicado, pero confiamos en que siga progresando y sea una de las mejores yeguas de cara al año que viene.

Winfola: La ganadora del Oaks se presenta con tan solo una salida este otoño: una clase B en la que batió con solvencia a Fuenteesteis. Tenemos serias dudas de que pueda llegar a hacer la distancia, ya que en el Oaks terminó bastante cansada, dando señas de no tener muchos más metros. Bien es cierto que ese día corrió más cerca de lo habitual, y si viaja en la parte trasera del pelotón puede pasar a la mayor parte del lote gracias a su punta de velocidad. Señales mixtas.

- Publicidad -Campaña Housers 728x90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here