Mañana, jueves 14 de marzo, se corre el Prix Montenica (Listed sobre 1300 metros, arena y a mano derecha). Es un listed que dispara en nuestra memoria reciente la victoria conseguida por El Topo (S. Vidal / Yeguada Donostiarra) en la edición de 2015. Y la verdad que la hoja de ruta que ha elegido El Guanche es la misma que la del hijo de Topita.

Ambos pasaron por el difícil Cagnes Sur Mer. Ambos vencieron, dejándonos impresiones visuales de las que se graban en nuestras retinas. Ambos fijaron como siguiente objetivo, lógico, el Prix Montenica.

El Montenica de mañana no tiene mucho que ver con el que se llevo El Topo. Y no tiene que ver, no por la calidad de ambos sino por el contexto asociado al listed.

Mañana, El Guanche, se va a encontrar a un pelotón de doce participantes. El valor más pequeño será 35 mientras que los otros tendrán, como mínimo, 40.5. A El Guanche le han asignado 42.5, merecido, por su aseada victoria en la costa azul. No me voy a centrar en sus rivales ni en sus valores, aunque a todos nos saltara a la vista la presencia del muy regular Pizzicato que, aunque no consigue sumar el listed que lleva buscado un tiempo si tiene acreditado 45.5, acreditada aptitud tanto a la arena como a la velocidad amen de saber correr ofensivo. Podríamos hablar de Sicilia, preparada por Carlos Laffon, tercera de un Prix Calvados (GII) venido a menos pero que reaparece y no conoce la arena en su corta trayectoria. Insisto, no quiero escribir de rivales.

Quiero hablar de la carrera que yo, modestamente, visualizo para El Guanche. Me encanta esa capacidad que tiene para poder ir cómodo cerca de cabeza o incluso mandando. Chantilly, la pista de arena, lleva tiempo privilegiando a aquellos caballos que saben correr así. La pista, en su configuración standard, deja rematar muy poco y estoy convencido que tanto Mónica como Blas, permítanme tutearles, lo han visto, lo saben y lo van a intentar aprovechar.

Posiblemente sea un listed donde se vaya a correr. Donde exista cierta pelea por ir bien colocado y muy cerca de cabeza. Creo que Nico De Julián sabe que la táctica de Cagnes es valida para mañana en Chantilly, pero también sabe que, muchas veces, en esa pista la cuerda puede ser una trampa de la que no puedes escapar y cuando ves el hueco la carrera se ha acabado. En Chantilly los jockeys suelen anticipar un poco antes su movimiento, si es necesario, para conseguir buena visibilidad de ataque.

No sé cómo será su comportamiento a mano derecha, los buenos caballos lo suelen hacer bien a cualquier mano, y Chantilly tiene una recta que parece que no se acaba nunca. Estilo Cagnes, pero más difícil. Ojalá todo salga como tienen ellos visualizada la carrera.

Nuestro turf esta un poco huérfano de victorias en carreras de listed para arriba. Mas allá de las ultimas victorias de la familia Imaz en las pujantes clases 1 y 2 esperemos que, empezando mañana, el turf español sea portada por las actuaciones de El Guanche, Hipodamo de Mileto, Gueraty o aquellos que tengan pensado lanzarse a la aventura de las carreras de nivel listed o superior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here