La Breeders´ Cup, no nos engañemos, llevaba unos años de capa caída. Que sí, que fue Golden Horn, y Found, y alguno más, pero se iba a USA como quien tomaba la última copa antes de cerrar el garito, un claro “a ver que pasa”. Eran caballos que se retiraban al terminar la temporada, o que habían fracasado en sus objetivos principales, o elementos de no demasiado valor que olisqueaban los dólares que en la hierba USA se mostraban sin pudor. Cada vez quedaba más lejanas las décadas pasadas cuando el festival americano era una de las citas más importantes del año.

Pues bien, esta edición, por las circunstancias que sean, ha roto esa racha. Hay que remontarse muchas ediciones para ver en USA a 4 ganadores del Meeting del Arco, de premios tan relevantes como el la Foret, el Boussac, el Opera o el propio Arco, dos ganadores en el meeting del Champions de Ascot (Queen Elizabeth y Fillis Mare), sin contar colocados del Abbaye, Chevely Park, Dewhurst, Opera, Chariot, del propio Queen Elizabeth o del Arco. Impresionante.

Y tras la disputa del primer día con carreras reservadas a los dos años, hoy entran en escena las pruebas más clásicas e interesantes.

La primera con relevancia para los europeos es la Filly and Mare Turf, sobre 2.200 metros. En esta prueba los triunfos están igualados entre USA y Europa. Destaca la Godolphin Wild Illusion (2/1) que defiende los colores de Godolphin y está bajo el cuidado de Appleby, cuyo año está siendo fantástico y su record en la Breeders´ es de fábula (5 participaciones con 3 ganadores). Esta hija de Dubawi (y madre por Monsun) viene de encadenar el Nassau y el Opera, mejorando su rating carrera a carrera. Actualmente está en 116 pero podría ser que todavía tuviera alguna libra dentro. No hace ascos al blando y recuerda mucho a la gestión que hizo el entrenador británico de Wuheida (también venia del Opera), con quien gano el año pasado esta prueba. Cotiza a 3, y es la lógica favorita.

Ballydoyle presenta a Magic Wand, una hija de Galileo y madre por Dansili. Viene de ser batida por Wild Illusion en el Opera; tiene un valor muy consistente, pero gusta de terreno seco. Como curiosidad decir que O´brien nunca ha ganado esta prueba, aunque si Moore, montando para Stoute. Cotiza 7/1

Weld presenta a la Aga Khan Ezyira (vaya año para olvidar de la chaquetilla verde en las Islas). Con 4 años parece estancada en su valor (alrededor de 112) pero llega tras una campaña ligera, y además con Dettori en la montura (ver al italiano con esa casaca impone respeto). No estará entre las más jugadas (alrededor de 10)

De Estados Unidos destaca Sistercharlie, entrenada por ese especialista que es Chad Brown (en esta prueba lleva tres victorias en las ultimas 6 ediciones). Valor 112, pero hay que señalar que Racing Post no suele ser muy generoso con los rating de las carreras americanas en hierba. Especialista en terreno firme, veremos como se desenvuelve en blando.

 

Tras esta prueba habrá que fijarse en la Goldikova Mile, también conocida por la Breeders´ Cup Mile. Curioamente al margen de la negrita de Head, los americanos se suelen hacer con esta prueba con bastante asiduidad.

La favorita era Polydream, que ha sido retirada por los comisarios por una supuesta cojera, con gran enfado de Head, que dice que Polydream “es así”. Carrera muy abierta, habrá que echar un ojo a Expert Eye, un pupilo de Stoute, que llevará a Dettori en la montura. Valor 120, le falta una pizca de clase para poder batir a los mejores. Su distancia es la milla, pero el blando no le va a ayudar. Cotiza a 7/1.

Otro caballo “al límite” es Gustav Klimt. Reconozco que tengo una especial debilidad por este hijo de Galileo. Con un físico espectacular, es un caballo eminentemente perdedor, que siempre está en la llegada pero no termina de redondear. Ha llegado a dar un 118, que le pondría en la pelea. Yo creo que si corren a cuchillo, podría beneficiarle, aunque hay quien duda de que pueda hacer estos metros con garantías. 6/1 para los bookmakers.

También hay que citar al ganador de la Foret, One Master, que se hizo con la peor edición de este Grupo I desde la jubilación de Calomagno. No le veo en blando y yo creo que la cuota de milagros ya la cubrió en el meeting del Arco. Valor 112.

O´brien también presenta a Happily, una 116 de tanta clase como pocas victorias. Si se echa un vistazo a su 2018 podemos ver el calendario que se ha comido. Doblete de Guineas, Diane, Eclipse, Matron Stakes y Chariot. Y de postre traiga buñuelos. Tremendo menú. Viene de hacer 116 a cabeza de Laurens, y aunque el barro no la va a beneficiar, mucho ojo a esta hermana del gran Gleneagles.

Como representación de los autóctonos tenemos a Oscar Performance, que viene de hacer un 119 en la milla en terreno firme. El año pasado fracaso en la Breeders´ pero aun así parece una baza muy sólida.

 

Y pasamos al plato más apetitoso para el aficionado de este lado del charco, la Breeders´ Cup Turf. Históricamente es territorio europeo (de las ultimas 10 ediciones, 7 para Europa)

Como no, en primer lugar hay que hablar de la Reina Enable. 10 carreras, 10 victorias, dos arcos consecutivos, etc. etc. En su mejor valor, debe ser la ganadora. Y en su peor valor, creo que también. Viene de ganar el Arco con un discreto (por ser políticamente correcto) 122… pues bien, con ese registro, le debería bastar. Dettori lleva 4 victorias en esta prueba, y le ha tocado el cajón 2, y el blando la va a gustar. Pues eso, que cruza a 2/5.

Fabre presenta a Waldgeist. Yo creo que el pequeño Napoleón le ha sacado todo (y más) de lo que lleva dentro su pupilo, con una gestión extraordinaria. Es un 121 y no creo que haya más que rascar. Cajon 12, y estará al fallo de Enable.

El representante de Godolphin será el Fabre Talismatic, con Barzalona en la montura. Este año no esta tan fino como cuando en 2017 se llevó el entorchado. Se presenta con 117 y esta prueba ha sido su target principal en el otoño. No le veo

A quien si la veo es a Magical, la representante de Moore. ¿Se acuerdan de Found el año que gano? Pues corrió bien el Arco, pero con mala suerte, luego fue al Champions Day para terminar ganando en Breeders… Pues miren la trayectoria de esta hija de Galileo, a ver que les parece. Valor 118, creo que puede ser la escolta de Enable. Cajón 5 y cuota de 7.

 

Y como traca final, la Breeders´Cup Classic. Vale que en Europa miramos por encima del hombro las pruebas de dirt, pero amigos, esto es “otra cosa”. Por poner un ejemplo, las tres últimas ediciones se han ganado con valores 129, 136 y 138… Si no es la mejor carrera del mundo, poco la debe faltar. Y miren el palmares, donde lucen nombres como Arrogate, American Pharoan, Gun Runner, o los más míticos de Blame, Curlin, Sunday Silence, Alysheba… y ahora díganme que “solo es dirt”.

En las 33 ediciones solo dos caballos entrenados en Europa se han hecho con la victoria. Allá por los 90 Fabre dio un petardazo al imponerse con Arcanges, en una de las mayores sorpresas que se recuerdan en la Breeders´, y más recientemente Gosden triunfaba con el gran Raven´s Pass (aunque hay que decir que es nacido en USA)

Este año parece ser que todo apunta a un duelo entre el 5 años Acelerate (valor 128) y el tres años Mckinzie (119 rpr). Acelerate ira pilotado por Rosario (me encanta ese jinete) y le ha correspondido el pésimo cajón 14. A sus 5 años se ha destapado y en estos momentos yo creo que debe ser el mejor caballo del mundo sobre dirt en el medio fondo. Por otro lado Mckinzie presenta una trayectoria inmaculada, y en USA comentan que es un verdadero fuera de serie.

De Europa presentamos al tordo Roaring Lion. Sinceramente no acabo de entender bien esta matrícula. Al margen de la dificultad de medirte en tierra contra los grandes pesos pesados americanos, da la sensación de que ha llegado muy justito de gasolina (su victoria en el Queen Elizabeth puede que sea una de sus peores salidas de todo el año). Por otro los Kitten´s Joy no han funcionado nada en arena. Me da la sensación que es un “fin de fiesta” de un maravilloso caballo que ha tenido un 2018 realmente brillante, en plan de si gana es una leyenda, y sino, pues no pasa nada, es su última carrera. Le montara Dettori el único jinete radicado en Europa que sabe lo que es ganar esta prueba (el año pasado se impuso Geroux, que pese a nacer en Francia ha desarrollado casi toda su carrera en EEUU). Cruza a 10/1. No le veo, ni por valor, ni por condición, ni por terreno. Ojalá me equivoque.

Ballydoyle presenta al mediatico Mendelssohn, con la monta de Moore. Esta Scat Daddy se impuso el año pasado en la Breeders´ Cup juvenil, y después de arrasar en un grupo en Dubai se le enfoco como la gran esperanza europea para el Derby de Kentucky, donde tras un aquelarre en los primeros furlongs se puede decir que no llego a correr. Luego ha estado corriendo con bastante éxito en algunas de las pruebas más importantes de Estados Unidos, colocándose en el Travers o en el Jockey Club de Belmont, donde tras un recorrido horrible fue batido por Thunder Snow. No creo que su valor le de para ganar, pero de los europeos creo que es la mejor baza. Cotiza a 8/1

Y en estas llegaos al simpático (y díscolo) Thunder Snow, un godolphin que cuenta como compañero de batallas con Soumillon. Solo por ver a Soumillon luciendo el Azul Real, hay que ir con él. Hijo del australiano Helmet, ha sido segundo de las 2.000 Guineas, ganador de Grupo I a dos años, así como de la Dubai World Cup en una auténtica exhibición. Pero lo que mola de él es cuando en el Derby de Kentucky salió a saltitos evitándose manchar sus patas con el barro de la pista, going plebeyo y ordinario donde las haya. Un crack. Yo creo que no le da el valor para estar en lo más alto, pero hay que ir con él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here