El 3 años pupilo de Juan Luis Maroto lleva una temporada espectacular en España: 3 victorias sobre 4 salidas a pista. Este próximo domingo disputará, con Peslier a la silla, el Hispanidad. Hemos hablado con Pamela Perl (ex propietaria del caballo), con Rafael Rojano (Stamina Turf) y con Isabel Vaquero (galopadora habitual del animal) sobre su pasado, presente y futuro.

 

El alazán “Astronaut” es un proyecto personal de Christopher Wright, histórico criador inglés. En su harás han dado sus primeros pasos caballos míticos como “Culture Vulture” (“Timeless Moment”), primera yegua entrenada en Gran Bretaña que consiguió hacerse con la Poule de potrancas francesa (1992), “Nicer” (ganadora de las Irish 1000 Guineas en 1993) o “Dark Angel” (ganador del Middle Park Stakes en 2007). Wright ha criado ganadores de Grupo 1, incluyendo a vencedores de la Breeders Cup o de la Dubai World Cup.

“Astronaut” pertenece a la primera potrada de “Olympic Glory” (“Choisir”) y de una buena hija de “Desert Style” de nombre “Gimme Some Lovin”. Su padre se embolsó nada más y nada menos que 4 grupos 1 en su época como corredor (Lagardère, Queen Elizabeth II, La Foret y Lockinge Stakes). Como semental, cerró la temporada del 2018 (la primera con dos años en la pista) dejando ya vástagos con negrita y con un 34% de ganadores sobre el total de corredores.

Su madre, la correcta “Gimme Some Lovin” pasó por ganadores hasta en 14 ocasiones entre Reino Unido y Grecia. Ha puesto tres descendientes en pista (incluido “Astronaut”), siendo todos ellos ganadores. “Licence to Thrill” (“Wolfhound”), la madre de “Gimme Some Lovin” (y, por ende, abuela de “Astronaut”) ha dado productos tan interesantes como “Muarrab” (“Oasis Dream”), ganador de un Grupo 1 en el meeting de Meydan o “Bungle inthejungle” (“Exceed and Excel”).

El semental “Olympic Glory» fue una apuesta personal de Wright ya que, aunque el caballo apuntaba maneras por sus resultados en competición, todavía no tenía ninguna potrada en pista.

Mientras “Astronaut” se hacía caballo en la yeguada de Wright, Pamela Perl y su marido querían iniciarse en el mundo del turf como propietarios. Perl siempre ha estado muy vinculada al mundo de los caballos. Ella ha sido amazona durante muchos años y, desde hace algún tiempo, está formándose en doma natural. Nos cuenta, emocionada, que a finales de octubre irá a un curso de Monty Roberts, auténtica autoridad en el mundillo de la doma natural y el horsemanship. 

Cuando decidieron dar el paso de convertirse en propietarios, pensaron inmediatamente en Wright, a quien les une una fuerte amistad. Tras comprobar que ambos tenían la misma visión de cómo sería el entrenamiento del caballo, decidieron asociarse. El hijo de “Olympic Glory” viajó desde los pastos de Wright hasta las cuadras del preparador William Haggas, en Newmarket.

El debut “Astronaut” se produjo en el verano de sus dos años, en una prueba en Yarmouth Racetrack sobre 1.400m. Con Andrea Atzeni bajo los mandos, sus propietarios quedaron muy satisfechos con su tercer puesto ante un lote que lucía orígenes de lujo. En su tercera salida, el pupilo de Haggas pasó por ganadores en la pista de Sandown, ante un nutrido lote de 12 ejemplares. Raceform destacó, de aquella actuación, su remate y anunció que “lo mejor estaba por venir”.

Perl recuerda con emoción aquellos días: “mi marido y yo nos organizamos para poder ir a todas sus carreras, por lo que verlo ganar fue maravilloso. Me acuerdo que, el día de su victoria, acabé llorando.” Sin embargo, “Astronaut” no pudo confirmar su nivel y, tras un octavo puesto en una clase B, volvió a pinchar en una prueba más modesta en Kempton.

En esos momentos, Haggas comenta con sus propietarios la posibilidad de venderlo en la subasta de HIT. “Lo vendimos pensando en que apareciese algún comprador que pudiese divertirse con él a tres años e, incluso, a más edad”, nos relata Perl. “De todos modos, Wright tiene dos medios hermanos. El primero es un dos años por “Canford Cliffs” de nombre “Ajax Tavern”, que se encuentra bajo la preparación de Richard Hamon. El segundo, una yearling por “Kodiak”, saldrá a subasta en Tattersalls”.

En HIT el caballo llamó la atención de Rafael Rojano, de Stamina Turf. A Rojano se fijó en él por “su clase y forma de moverse nada más salir del box. Era tirando a pequeño y no era perfecto de delante; pero cuando me gusta un caballo así procuro anotar poco o nada en mis apuntes para no condicionarme mucho…”. Tras revisar sus notas, Rojano nos confiesa: “Top class es lo único que tengo anotado. Eso es lo que les dije a los propietarios. Ellos no lo habían visto pero les pedí que lo miraran para corroborar lo que yo les había transmitido.

Sus actuales propietarios también quedaron encandilados con “Astronaut”: “Les gustó. De hecho, se fueron por encima del presupuesto porque yo les había hablado de una forma tan positiva de este caballo. Esto me lo confirmaron después, entre risas, una vez adjudicado. Incluso yo me quedé impresionado por lo lejos que llegaron a pujar”, cierra Rojano.

Ya en España, “Astronaut” se instala en el patio de Jose Luis Maroto, y es entrenado a diario por Isabel Vaquero. Vaquero nos dice de él que “montado es un caballo bueno, sin mala intención. Es un poco gamberro porque es muy inmaduro aún. Es un caballo al que hay que darle cariño, pero también tienes que regañarlo a veces… ¡porque si le dejas jugar siempre quiere más!”. Sobre la faceta más profesional del caballo, la ex-jockey nos confiesa que “una vez que se pone a galopar es el caballo más profesional del mundo.

Su rendimiento en nuestro país es, de momento, intachable. Debutó ganando (siendo, además, ésta su primera prueba a 3 años) en primavera en La Zarzuela. Con esta inmaculada carta de presentación, sus responsables deciden matricularlo en la Poule. Una mala recta, donde el caballo estuvo tapado y en ningún momento pudo atacar, condicionó su resultado final en la prueba estrella sobre la milla para los 3 años.

Tras un pequeño descanso, el caballo corre de nuevo en junio, volviendo a ganar y dejando segunda a una más que correcta “Bielva”. Finalmente, y ya en la temporada de otoño, el 3 años de Maroto se hizo con la preparatoria del Hispanidad para su edad, ganándose por méritos propios un billete para la prueba reina sobre la milla del otoño. Allí, será montado por Peslier.

Perl intentará, por todos los medios, poder viajar a Madrid para ver correr a su antiguo caballo. De hecho, los anteriores dueños siguen muy de cerca la nueva vida de “Astronaut” en nuestro país: “Sólo en el siglo XXI puedes seguir la trayectoria de un caballo en internet. Cuando se vendió, yo hice una búsqueda un poco por curiosidad en twitter. Esperaba encontrar algo sobre la subasta y me llevé una gran sorpresa cuando encontré una foto de Isa Vaquero junto a él.

La magia ya había hecho efecto y Perl, aprovechando este golpe de suerte, escribió a Isa: “ella me explicó todo, dónde estaba ahora, bajo qué preparación… Me explicó que iba a correr la semana siguiente el Cimera. Por casualidades de la vida, yo ya tenía reservado un viaje a Madrid para ese fin de semana, para celebrar mi cumpleaños. Así que acordamos con Isa una visita a las cuadras y el sábado, a las 8 de la mañana, estábamos en el patio de Jose Luis Maroto viendo, de nuevo, a “Astronaut”.”

Perl y su marido volvieron al hipódromo un día después, para verle correr la Poule. Aunque el resultado no acompañó, fue una gran jornada para Perl y los suyos: “conocimos a sus nuevos propietarios y también a Rafa Rojano, el agente que lo localizó”.

Este domingo Perl intentará estar, de nuevo, en Madrid para animar a su pupilo. Si no pudiera organizar el viaje, estará tranquila: “he visto que el equipo que cuida de “Astronaut” es genial. Estoy segura de que él está muy feliz con su nueva vida en España.”

Independientemente del resultado que consiga el domingo el pupilo de Maroto, “Astronaut”, el viajero inglés, es la esencia de las carreras de caballos. No sólo ha logrado unir a dos grupos de propietarios sino que, además, ha arrastrado a sus antiguos dueños ingleses a nuestro pequeño turf. El domingo, Pamela y su marido intentarán, desde las tribunas de La Zarzuela, animar a su “Astronaut”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here