En otro de los paraísos donde se gestan los campeones españoles como es el Haras de Ulzama, y bajo la gestión y cuidados de Veronika Pucci, nació el 20 de marzo de 2015 un potrillo castaño que, a primera vista, portaba un origen que no pasaba de apañado; con un semental novel todavía por descubrir, y una madre con valor 35,5 en Francia y siendo la mejor de todos sus hermanos.

Sin embargo, y como en el resto de maravillosos casos vividos anteriormente en el mundo del turf, la genética iba a perder una nueva batalla contra el trabajo bien hecho y las ganas de triunfar de esos valientes que son los que se dedican a la cría.

El 26 de septiembre de este año debutó en Toulouse Fly d´Aspe. Lo hizo en un lote que contaba con unos orígenes y chaquetillas como para impresionar a cualquiera: hijos de Frankel, Camelot, Intello o Mastercraftsman, y cuadras como Ballydoyle, Wertheimer, Al Maktoum o Al Thani estuvieron presentes en la primera demostración de potencial que hizo nuestro protagonista. Sin achantarse en ningún momento, y dando la sensación de terminar con mucha fuerza, el pupilo de Ana Imaz se coló entre todos esos gigantes para firmar un tercer puesto que fue recibido en España como el aviso de que podía haber surgido una nueva estrella nacional.

Esa sensación se multiplico tras su contundente victoria apenas dos semanas más tarde en la misma pista. Gracias a un recorrido en vanguardia, y con un golpe de cajones a lo más puro estilo Noozhoh Canarias, el de la cuadra Jean-Louis Fabre dominó la recta final para acabar con mucho aire dentro.

Así llego el gran día. El 11 de noviembre los dos mejores dos años de nuestro país se citaban en el Criterium du Languedoc, de nuevo en el Hipódromo de Toulouse. Ategorrieta venía de exhibirse en el Gran Criterium, y parecía ser la elegida para, al fin, dar el triunfo en una gran carrera allende nuestras fronteras a Guillermo Arrizkorreta. Por el contrario, fue ese potrillo de origen humilde y galope aún desgarbado, el que recomponiéndose de un corte en la curva final, dio la cara ante un lote de mucho nivel para hacerse con un valioso tercer puesto, y obtener así su merecida negrita.

El año 2018 promete ser apasionante, con muchos tres años de nivel a la espera de explotar en nuestras pistas. No obstante, el que quiera encumbrarse, deberá estar al nivel de lo logrado en únicamente tres carreras por este hijo de Planteur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here