Desde 2017 se celebra en Inglaterra una particular competición, conocida como The Slik Series. Este curioso circuito está abierto sólo a las mujeres, ya sean profesionales o aficionadas, que compiten como jockeys o amazonas. Este 2019 alcanza su tercera edición, con nuevas pruebas y participantes.

En el año 2017, y gracias a la labor de Arena Racing Company, vio la luz una particular competición, conocida como The Silk Series. Inicialmente conformada por 9 carreras y con una bolsa de 100.000 libras en premios, en estas series sólo pueden correr mujeres jockeys o amazonas (no profesionales).

Con Hollie Doyle como embajadora, las Silk Series tuvieron una gran acogida en las islas desde el primer momento. Sólo en su primera edición, hasta 36 jockeys o amazonas probaron suerte en alguna de sus sedes.

Como los propios organizadores han admitido, la finalidad de este campeonato es que las mujeres profesionales puedan montar para entrenadores o subirse a caballos que, de otro modo, no tendrían oportunidad. En palabras de  Hollie Doyle (jockey que, con sólo 22 años, ya ha sido ganadora de Listed y cuenta con más de 200 victorias) esta competición le ha dado la oportunidad de poder competir bajo las órdenes de preparadores de primer nivel.

Tras el éxito de la primera edición, en 2018 la bolsa de premios aumentó un 50% (hasta 150.000 libras) y, además, cuatro nuevos hipódromos se sumaron al circuito.

Las dos primeras ediciones (2017 y 2018) han sido ganadas por la aprendiz Megan Nicholls. El Tufnell Trophy (en honor a Meriel Tufnell, una de las primeras jockeys profesionales de las islas), trofeo que se entrega a la ganadora de las series, se entrega en el meeting de Doncaster, el mismo día que se celebra el St Leger, ante 15.000 personas.

Para Nicholls, las Silk Series están siendo, sin lugar a dudas, un gran empuje para su carrera. En septiembre de 2018, cuando levantó su segundo entorchado, fue nombrada jockey del mes, quedando por delante de Ryan Moore y Daniel Tudhope (los otros dos finalistas del premio).

Este 2019 la competición no pudo empezar de mejor manera. Ascot se subió al carro de las Silk Series y el épico y regio verde fue el encargado de abrir la competición en mayo. Tras Ascot, vinieron las pruebas de Musselburg, Bath, Chester y Lingfield. Tras la disputa de las cinco primeras pruebas, Megan Nicholls lidera la clasificación, empatada con Poppy Bridwater. Tercera es Nicola Currie, que está en plena remontada tras ganar las dos últimas sedes.

Pese a su corta vida, las Silk Series parecen estar cumpliendo su objetivo. Hayley Turner aprovechó” la prueba de Ascot, en mayo, para llevarse la carrera más importante del meeting (la Victoria Cup, con 105.000 libras en premios). La propia Turner, junto a Emma-Jayne Wilson y Hollie Doyle (esta última sustituyendo a la leyenda australiana Michelle Payne, que tuvo que causar baja por una lesión) formaron equipo en la Shergar Cup del año 2017. Y, en general, la mayoría de hipódromos están acogiendo la iniciativa con ilusión, incluyendo la carrera en un Ladys Day donde promocionan la labor de las profesionales del mundo del turf.

Por si todo ello fuera poco, el evento tiene, además, un fin benéfico. La competición colabora estrechamente con una asociación contra el cáncer, reuniendo 46.000 y 52.000 libras en 2017 y 2018 respectivamente para esta organización.

Con 12 pruebas todavía por delante, las jockeys y amazonas saldrán a las pistas de Chepston (12 de julio), Great Yarmouth (17 de julio), York (26 de julio), Newcastle (27 de julio), Royal Windsor (29 de julio), Hamilton Park (3 de agosto), Brighton (8 de agosto), Goodwood (25 de agosto), Wolverhampton (31 de agosto) y Doncaster (12 de septiembre) no sólo para hacerse con el Tufnell Trophy, sino para demostrar que montan con manos de seda y brazos de hierro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here