Siempre he pensado que el turf se basa más en las expectativas que en las realidades, que el motor que hace que este espectáculo funcione es el “esto pinta bien”, porque no nos engañemos, la realidad siempre es dura, la alegría escasa y la decepción es el pan nuestro de cada día. Por todo ello la esperanza, los sueños, y el mirar con ilusión al futuro hace que el día a día de los sinsabores de este mundillo sean más llevaderos.

Hoy ha sido una jornada de “esperanzas”. Había en pista muchos tres años que tenían que comenzar a mostrar sus posibilidades; algunos, los menos, lo confirmarán, pero hasta que llegue los Día d Hora h, muchas serán las ilusiones y esperanzas. Y uno de los prospectos de clásicos que se han presentado en sociedad ha sido Luminic, una yegua nacida en Francia pero más española que la plaza de Cascorro, una hija de Le Muguet, una yeguita que entreno Maroto que por una causa u otra no mostro en la pista todo lo que sus conexiones esperaban de ella. Pero su propietario, ese gran aficionado que es Jesús Sanchez Ramadé, decidió llevársela a criar, parte por su buen origen (es hermana de un colocado de Grupo II), parte por el cariño que la tenía. Hoy ha debutado su segunda hijo suya, Luminic, y ha firmado un brillante tercer puesto contra potros que ya habían corrido. Obviamente hay que esperar a verla en más ocasiones, pero sin duda es una “yegua a seguir”. Felicidades a su propietario, a su entrenador, y a todas sus conexiones. Esto es el turf, ilusión y sueños. Y de eso, hoy en Luminic, hay muchos depositado.

Y por todo ello nuestro Premio de esta semana va para la Cuadra Nearco. Disfrutad del sueño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here