¿Qué ocurre con un Pura Sangre de carreras cuando se retira del hipódromo? Hemos hablado con Alejandro Gutiérrez, ex jockey y, actualmente, jinete profesional dedicado a reciclar y dar una nueva vida a estos caballos.

La vida útil de un caballo de carreras es muy corta. Normalmente, a los 5 o 6 años, son retirados de la competición. Sin embargo, la esperanza de vida de estos animales se sitúa en torno a los 25 años así que, ¿qué hacer con un caballo de carreras cuando se retira del hipódromo?

Evidentemente, los mejores ejemplares pasan a la cría. Pero los castrados o aquellas yeguas o enteros con resultados más humildes no tienen esa posibilidad. Además, no hay que olvidar que un caballo de 5 o 6 años es considerado, en disciplinas hípicas como la doma clásica o el salto, un ejemplar joven. Y que en estos deportes los animales no alcanzan su cénit deportivo hasta los 10-15 años. Alejandro Gutiérrez, ex jockey, supo ver esta realidad, convertirla en una oportunidad y lanzar su negocio. Desde sus cuadras, situadas en Sevilla, ha accedido a hablar con nosotros sobre su trabajo.

Sobre sus inicios en esto de buscar una segunda oportunidad a los PSI, Gutiérrez nos comenta que “empecé hace unos 5 años. Yo fui jockey, así que los PSI eran la raza con la que tenía más experiencia. Lo primero fue buscar compradores y convencerles de que esta raza servía para otras disciplinas; que no sólo estaba hecho para correr.” El jinete mantiene, además, una buena relación con el mundo de las carreras: “muchos caballos llegan a mi porque los busco, es verdad. Pero también me llaman muchos propietarios o preparadores diciéndome que van a retirar a tal o cual animal.”

Los PSI tienen fama de ser caballos difíciles, explosivos y muy calientes. Aunque tengan calidad suficiente para competir en otras disciplinas; el cambio más importante para el caballo no es un cambio físico, sino psíquico; ¿cómo se consigue relajarlos?: “Yo les cambio la comida. Les pongo piensos que tienen menos energía. Además, los tranquilizo en sus movimientos y los relajo dándoles otro trato, otros entrenamientos… Todo ello mirando siempre al futuro de ese caballo.”

El futuro de esos caballos pasa, según la experiencia de Gutiérrez, por cualquier disciplina. No obstante, desde estas cuadras saben mirar el mercado y orientar la finalidad del animal a los gustos del cliente: “Al tener mis cuadras en el sur de España, los eventos hípicos que se estilan son romerías, paseos, rutas, concursos de doma vaquera, polo y completo. Por eso, normalmente oriento a los caballos a alguna de éstas.”

En contra de la creencia popular, Gutiérrez nos defiende que la reconversión de estos caballos no es difícil: “Yo he tratado al PSI desde su nacimiento y en su debut. La verdad es que es una raza con mucha personalidad e inteligencia; y al ser muy inteligentes, se habitúan muy rápido. En cuestión de dos meses o, incluso menos, ya están listos para disfrutar de ellos.” De hecho, nos admite que: “no recuerdo haber tenido problemas con la doma de ningún ejemplar. La verdad es que todos los caballos se han comportado bien, dentro de la personalidad de cada uno.”

Desde su experiencia, el ex jockey nos comenta que sus compradores vienen buscando “caballos que sean mansos, con buena estética, morfología fuerte y máxima nobleza. Normalmente eligen el PSI por gusto hacia esta raza o porque es la mejor opción para la disciplina o actividad que quieren desarrollar.”

Por las manos de Gutiérrez han pasado, como es lógico, muchísimos caballos. Le hemos pedido que nos recuerde algunos nombres y, sin dudarlo, salta a la palestra uno: “Lateran Accord es el que más me ha marcado. Lateran era un caballo entrenado por Arizkorreta que fue ganador de Listed. Actualmente lo montan unas niñas, va muy bien montado a la amazona y también ha participado en concursos de belleza en los paseos de caballos de distintas ferias. Tiene una vida de lujo, una vida merecida.”

La versatilidad del PSI está fuera de toda duda. Gutiérrez es, en parte, responsable de esta buena fama: por sus manos han pasado caballos que, posteriormente, han triunfado en otras disciplinas: “Por ejemplo, está Ojo de Jade. Lo entrenó Manolo Álvarez y, después, ha ganado varios concursos de potros de doma vaquera. También podía hablarte de El Teide (ganador de varios concursos de belleza), el mencionado Lateran Accord, Braicen (que está preparando su debut en doma vaquera), Rosetón (estabulado como semental en la Yeguada Encinasola), Malcolm (que concursa en doma vaquera), Pephermo, Yoga Boy (que ejerce como semental en una yeguada de caballos de polo), Rojito (entrenándose para concursos de doma vaquera)… Sin olvidar a las yeguas; que también tienen una muy buena segunda vida, pues suelen dedicarse a la cría.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here