Un Gran Premio en Otoño sobre la milla. Pocos menús pueden ser más apetitosos para los aficionados al turf. Y si a eso le sumamos ansias de revancha, e postre miel sobre hojuelas. Porque este Gran Premio de la Hispanidad (carrera que poco a poco se está volviendo en una de las referencias de la temporada de Otoño de la Zarzuela) huele  a espectáculo.

Volvamos la vista atrás. El 17 de septiembre Noray, Almorox y Cefiro se encontraron en el Young Tiger, la preparatoria del Hispanidad. Tras una escapada de Noray, este consiguió aguantar el remate en tromba de Almorox, que pese a remontar una decena de cuerpos en la recta no pudo dar caza al escapado. Extraña carrera que pudiera dar pie a pensar que el jinete de Almorox, Auge, no estuvo afortunado. Sin dejar de ser cierta esa apreciación, también hay que tener en cuenta que a Cefiro dándole 3 kilos le dejo a casi cinco cuerpos (su diferencia teórica de valor serán alrededor de 7 kilos), con lo que pudiera pensarse que el resultado no solo pudo deberse a una táctica equivocada por parte del pupilo de Caro, sino también de una gran actuación de Noray.

Con esto y con todo, lo que parece claro es que la carrera a priori debería pasar por Almorox; propiedad de la familia Caro, este hijo de Rip Van Wincle no se ha caído de la gemela en sus 6 últimas actuaciones en España, es uno de los caballos más regulares de los que disputan nuestros grandes premios, y ya se impuso en este mismo premio el año pasado. La milla en terreno rápido en su ámbito ideal, y contará con su jinete habitual, el francés Auge. Se hace difícil no imaginarle en lo más alto del podio

Como principales rivales destacan el citado Noray, que tras ser tercero el Carudel se impuso en el Gobierno Vasco antes de hacerse con la preparatoria del Hispanidad. Caballo con carácter y clase, necesita de una monta medida para sacar lo mejor de el. En esta ocasión se sube Sousa, el cual ya le ha montado unas cuantas veces. Por su parte el representante del poderoso patio de Arizkorreta será Arguero, tercero el año pasado en esta prueba y al que quizás le falte un punto de calidad para hacerse con la victoria, pero que al fallo de los favoritos podría dar la sorpresa. Le montara Janaceck, una garantía en este tipo de carreras. Cefiro viene de ser batido claramente en la preparatoria, pese a recibir kilos de sus más cualificados rivales, y debería pelear por una colocación menor. Eldelbar será el único representante de la generación clásica. Tras su victoria en la Poule, se quedo definitivamente en España, fracasando en sus dos siguientes actuaciones. Contará con la monta de Jose Luis Borrego.

Por último, pero siempre en lugar prominente en el cariño de los aficionados, tenemos al gran Totxo. Todo lo que pueda decir de este caballo es poco. Luchador, honrado, y con un corazón que no le cabe en el cuerpo, a sus 9 años viene de imponerse en su última salida. La milla quizás le venga larga y en su actual valor lo tiene muy dificil, pero sin duda todos los aficionados estaremos pendiente del pupilo de Ramon Avial

- Publicidad -Campaña Housers 728x90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here