Aquí estamos de nuevo. Llega el fin de semana del Arco del triunfo. El webmaster me pide un artículo así que lo siento, tendrán que volver a leerme…si quieren, claro. Al lio.

Querido A.P. O’Brien, tienes ante ti una gran oportunidad para ganar esta última edición del Arco en el hipódromo de Chantilly… (Longchamp, como te echo de menos).

Vale que sí; esta Enable y lleva encima a un tal Dettori. La yegua ha demostrado ser gigantescamente buena y su padre, el crack Nathaniel, estará orgulloso de ella. Desclasando allí donde participa, salvo aquella carrera en Newbury donde fue tercera en su segunda actuación y reapareciendo, y dejándonos impresiones que nos retrotraen a un tal Frankel. Obvio, favorita mires donde mires y encima el eterno terreno souple (blando) de Chantilly, más la previsión de lluvias para el sábado y el domingo, justifican todo su favoritismo. Son 120.000 € lo que ha costado el renganche para la carrera, pero la gloria del Arco, sus casi tres millones de euros al ganador y un valor incalculable como reproductora, bien merecen el esfuerzo.

Así pues, Enable lógica favorita. La yegua del Sr. Gosden es manejable, puede ir adelante y tiene toda la dureza que le transmite Nathaniel. Solo un mal número de cajón puede hipotecar algo sus opciones. Es aquí donde entra el Sr. O’Brien y su ejército. Tenía siete inscritos, pero al ser el Arco carrera soporte de apuesta mutua francesa (Quinte+) no podía correrlos a todos pues el número máximo de participantes para un mismo preparador son cinco. Imaginemos que el Sr. O’Brien decide “sacrificar por la causa” opciones como Idaho y Seventh Heaven. Es decir, típica carrera a la inglesa con ambos ahí delante, con tranco machacón y “molestando” lo más posible a quien se acerque a merodear por los puestos de vanguardia.

derby day carreras caballos

Sabemos que una carrera muy desordenada puede favorecer las opciones de Order Of St. George y Winter. El primero ha sido guardado para la carrera, conoce Chantilly y esta carrera pues no en vano fue tercero el año pasado. Reconozco que me despista la elección de monta, ira con Donnacha O’Brien, pero no seré yo quien discuta esta decisión. Luego esta ella; Winter, querida Winter, que buena es y que valiente intentando los 2400 metros por primera vez en todo un arco del triunfo. Ryan Moore será su jinete y algo habrán visto para decidirse por ella en vez de las otras buenas opciones. Siendo sincero, me cuesta muchísimo verla derrotar a Enable con estos parámetros, pero si me equivoco seré el primero en “flagelarme”.

Y me dirán, ¿Qué pasa con Capri? Viene de ganar en Doncaster una edición flojilla del St. Leger y sus enfrentamientos con la elite se han solventado con derrotas. Tal vez un par de peldaños por abajo.

El resto de participantes; pues creo que el ganador de una de las preparatorias, el alemán Dschingis Secret, dependerá del fallo de varios de los anteriores citados anteriormente y este tipo de carrera requiere de un nivel de aplomo que creo no tiene. Puede acabar en el dinero aunque me cuesta verle entre los tres primeros por muy blando o pesado que este el terreno. El japonés, Satono Diamond, fue batido en el Foy por el alemán citado anteriormente. Vale, repasen el video de la carrera y verán cómo fue una mera toma de contacto. El caballo ya estará mucho más adaptado y hoy si irán a tope con él, aunque me temo que su nivel no da para esta carrera.

Pero, ¿y los franceses? Hablemos de Zarak. En esta carrera no va a valer con esperar y rematar desde el fondo del pelotón. Primero porque Chantilly, con pista blanda o más, no te va a dejar hacer eso y segundo porque das unos cuantos kilos a yeguas como Enable o Winter. Outsider lejano. Silverwawe, Doha Dream y One Foot In Heaven no deberían otorgar ninguna sorpresa en ningún aspecto por lo que llegaremos a dos interesantes opciones como son Cloth Of Stars y Brametot. El primero me parece una bonita opción de sorpresa y en el Foy se mostró activo en los 2400 metros. Si el Sr. Fabre ha conseguido afinar ciertos detalles puede pelear los puestos de honor. Respecto a Brametot, pues mal asunto su forma de correr. Sabemos que se va a colocar de los últimos, pues sale dormido de cajones, y a esperar a desplegar su poderoso remate. Afronta por primera vez los 2400 metros, pero no tendría porque no hacerlos y aquí es donde C. Demuro tendrá mucho que medir. Todo eso resta mucho, pero quien sabe y a lo mejor nos hace 400 metros finales para la historia. Resta por hablar un poco de Plumatic que viene de perder por la mínima con Recoletos, pero siendo sincero creo que este es otro nivel, aunque se hayan decidido por el en vez de por Left Hand.

Mi pronóstico: Enable-Winter-Order of St George.

- Publicidad -Campaña Housers 728x90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here