Este domingo 10, Chantilly acogerá una vez más los famosos ensayos para el arco. Como queda más “cool” en inglés, les llamaremos Arc Trials.

Seré sincero; Estos trials nunca me han dicho nada. Es más, está claro que muchos caballos hacen de estas carreras su objetivo del año. Bien es verdad que llegara el fin de semana del arco y los trials demostraran que son solo eso…ensayos.

El hipódromo de Chantilly, si sobrevive a los jabalíes que están haciendo de las suyas en la zona de la pista más cercana al bosque, tiene un trazado extremadamente particular. Y lo es por su especial climatología y situación geográfica que no permite decir con rotundidad que la pista esta buena salvo días de sol extremo. Así pues, esperen una pista que tendrá ese toque de blando que tan complicada la hace para acertar con una estrategia clara de carrera.

Bajare de las nubes y daré mi opinión sobre las carreras principales del día. El Prix Niel (G.II sobre 2400 metros y para 3a.) o lo que pudo haber sido, pero no fue. Así pues, habrá que decir, disfruten de Cracksman. Eso si, les recomendaría que se fijaran ese hijo de Frankel, y de Fabre, llamado Finche y que tan magnifica impresión dejo en el Eugene Adam.

El Prix Vermeille (2400 metros para yeguas de 3a o más) será el primer Grupo I del día. Presenta una configuración un tanto particular pues la estampida de AP O’Brien parece que ha dejado la carrera en un mano a mano entre Left Hand (entrenada por C. Laffon) y esa joyita de R. Varían llamada Ajman Princess. Como invitada sorpresa, aunque hablar de sorpresa a estos niveles no procede, observaremos a Bateel (Dubawi) que este ganando de forma convincente.

El Prix du Moulin (1600 metros para 3a o más) nos trae al gran Ribchester. Todo el mundo en silencio y con respeto para este Godolphin que jamás debió perder en su última actuación. Para el segundo puesto que se peguen todos los demás porque no debería haber color más allá del azul.

En el Prix Foy se han quedado seis. Empieza a ser endémico en muchos grupos francés durante el año esa tendencia a muy pocos participantes y a abrir un nuevo plazo de renganches gratuitos para completar un mínimo. Pero iremos al grano. Tradicional carrera que sonríe a los participantes japoneses. El de este año es Satono Diamond, un hijo de Deep Impact versátil ganador de varios grupos I y II allá en la tierra del sol naciente. Si pueden repasen sus últimos galopes de entrenamiento en Les Aigles (pista de entrenamiento de Chantilly) y verán que tiene pinta de tremendo galopador. Una pintura de caballo. Ahora bien, este no era el elegido por la JRA para defender los colores japoneses en el arco. El elegido era Kitasan Black (Piedad Negra en español), ganador de la última Japan Cup, pero una inoportuna lesión en su última carrera lo aparto de esa hoja de ruta. Así pues, lo normal es que esta carrera la gane Satono Diamond y el día del arco lo intente, pero no lo llegue para batir a lo que tiene que batir.

Por último, escribiré unas palabras sobre el Prix Gladiateur (3000 metros), preparatoria del Cadran, y la absoluta ausencia de un líder claro en el panorama de los stayers europeos. Por ello el verde Aga Khan, Vazirabad, debería llevarse este grupo III.

Agradecerles la lectura, y a esta web la oportunidad de escribirlo, y recomendarles abrir la mente, ponerse delante de Equidia, o del medio por el que vayan a visualizar las carreras, y disfrutar.

- Publicidad -Campaña Housers 728x90

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here