1º A soñar. Los Maiden suelen ser territorio de ilusión; y este Premio Torr ha sido la mejor muestra; Fiori, Olave, Sanchez Ramadé y alguno más, por una razón u otra se han sido del Hipódromo con una gran sonrisa y pensando que hoy el futuro pinta mejor que ayer.

2º El barro manda. Cuando hay mucho barro, las distancias se multiplican, la táctica de la carrera toma una importancia superlativa y los expertos vuelven su foco hacia los origenes de los participantes… Pues la táctica ha sido buena y el origen acompañaba a Jarocho, y lo ha confirmado. Larga vida a las tradiciones.

3º Un clásico del turf. El Atkinson, para los más veteranos, el Quinta de la Enjarada para los preapuerturas, y por fin el Jockey Club para la nueva hormada. Los nombres cambian, pero la esencia permanece. Y para esencia de turf sin dua la familia Urbano. Felicidades por la victoria de Bosquimana.

4º El pan nuestro de esta temporada. Y otra de Oscar Anaya. Vaya racha del preparador argentino… esta vez ha sido con Kuwasz. Lugo pasará lo que tenga que pasar, pero que le quiten lo bailao.

5º Colores de guerra. Dicen que Tiger Wood, cuando era Tiger Wood (suerte esta noche), gustaba de vestir un polo rojo la última jornada de los torneos donde iba a luchar por la victoria, cuando el americano salía sediento de sangre. Pues los colores de la familia Caro son con el “Rojo Tiger”, solo verlos en el paddock asustan. Y hoy otra muesca más en el fuselaje de los aviones de la 101 aerotransportada de Caro.

6º Una gran persona. El turf español esta lleno de gente que meterece la pena, por muchas y diferentes razones. Y una de ellas sin duda, es Pablo Gredilla, una de las personas más amantes de los animales que he tenido el placer de conocer. Si podeis, hacer una visita a sus  instalaciones de Cerro Grande en Soto del real. Un verdadero paraíso para los amantes de los caballos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here