Planteur fue un buen corredor, versatil, duro y correoso, que corrió desde los 2 hasta los 6 años. Ha sido ganador de un Grupo I como el Prix Ganay y múltiples veces colocado de Grupo (Ispahan, Dubai Wolrd Cup…) en diferentes países, distancias, pistas y terrenos, aunque su mejor versión quizás la dio sobre los 2.000 metros y terreno en buen estado. Todo ello hace que parezca un perfil muy adecuado para el turf español Y a fe que por lo vistio hasta ahora lo está siendo, ya que en su primera potrada en pista, hemos visto a un ejemplar como Fly D´aspe, que entrenado por Ana Imaz en Lasarte ya ha sido tercero del Critérium de Languedoc, un Listed sobre la milla que se disputo en Toulouse. Y a eso hay que sumarle un potrito que sin brillar tanto como el pupilo de Imaz, ha mostrado maneras de buen caballo en sus dos únicas salidas, como es Planteur Davier. Pensionista en la finca de Algete del Duque de Alburquerque, fue rematado siendo yearling por Roberto Cocheteaux en 37.000 € en la subasta de Arqana de 2016. Yearling con bonito pedigree, es hermano de nuestros conocidos Arguero y Poti, y hay que señalar que el último producto de su madre Double Mix (por Pedro the Great) ha sido rematado en 90.000 € por Rouget este pasado octubre.

Planteur Davier debuto sin excesivo brillo, y sin ser exigido, al mejor estilo Osorio. Tras esa toma de contacto, su siguiente carrea, fue el histórico Fabio de Turnes, donde ahí sí demostró que puede ser un potro de futuro. Con un recorrido cómodo, aún verdeando demostró tener un rush sostenido más que interesante, y en el momento que fue mínimamente exigido a los brazos se deshizo del lote imponiéndose por más de tres cuerpos y dejando entrever clase y poderío.

Dado su pedigree y físico, parece claro que su objetivo primigenio debería ser la milla de la Poule, pero tampoco es descartable que con posterioridad sus responsables opten por subirlo de distancia.

“Muy facil de montar, tiene toda la pinta de ser de Gran Premio para el año que viene”

Muchas de las miradas de los aficionados estarán pendientes de este hijo de Planteur. “Es un caballo muy facil de montar y tiene toda la pinta de ser de Gran Premio para el año que viene” nos comentó su jinete O. O. de Urbina al ser preguntado por Planteur Davier.

Y es que sus perspectivas para el 2018 no pueden ser más halagueñas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here