El preparador vasco nos recibe cordialmente en su patio, donde todo se cuida al más mínimo detalle. Acaba de recibir la visita de un par de propietarios con los que ha departido amigablemente, mostrando que su relación con ellos esta más cerca de la amistad que del trabajo, enseñándoles orgulloso el moderno sistema de cámaras de seguridad para monitorizar cualquier incidencia de la cuadra en tiempo real. Vencedor de las estadísticas de entrenadores en las 4 últimas campañas, va camino de pulverizar todos los registros del turf español.

entrevista Guillermo Arizkorreta

TODA UNA VIDA LIGADA A LOS CABALLOS

¿Cómo llegas al turf?

Comencé a montar a los 10 años en un club cercano a Donostia, donde dónde conocí a un chico que ya mostraba su habilidad encima del caballo, y cuya familia estaba muy vinculada al turf. Se llamaba Ioritz, Ioritz Mendizabal. Con mi grupo de amigos empezamos a frecuentar Lasarte, y a aficionarnos a las carreras, empezando a montar por las mañanas eventualmente

Supongo que no habrás olvidado tu primera carrera…

Jajaja, imposible de olvidar. Debute a los 15 años. Fue con Algarabía, una yeguita de la cuadra Alborada, y fui tercero. A la semana siguiente conseguiría mi primera victoria., con una yegua de Ceca, Pisueñas Willy. Mi vida empieza a girar en torno al turf.

Pero en esa época lasarte solo estaba operativo en verano ¿no?

Efectivamente, pero en poco tiempo la cuadra de la Yegua Militar se establece, y entre a montar con ellos regularmente (se le iluminan los ojos recordando esos días…)

En verano voy a montar a Inglaterra, a la cuadra de Sir Henry Cecil. Fue como entrar en otro mundo, y me permitió ver la dimensión del turf en Inglaterra. Me pulieron el estilo, entrenábamos en pasto, cuesta arriba, cuesta abajo, trabaje mi sentido de equilibrio… ahí comencé a sentirme jinete. Un poco mas tarde pasé un año en Irlanda, y al volver a España empiezo a montar en el campeonato de la Fregenti, que me permitió viajar por todo el mundo, conociendo diferentes hipódromos y formas de vivir el turf. En el 97 gané la estadística, pero ya comencé a sentir que el problema del peso me va a impedir montar a nivel profesional.

En el año 2.000 termine mi carrera universitaria, y fui a trabajar a la cuadra de Luca Cumani, etapa que haría que mi vida se diera la vuelta, aunque en ese momento no era consciente. Estuve un año de segundo asistente, lo que me permitió conocer los entresijos de una gran cuadra; su estructura empresarial, la alimentación, como se cuidaban los detalles… en fin, todo lo que significa un patio de 100 caballos. Más tarde decido ir a Francia, ya que me surge la posibilidad de trabajar en Chantilly con Carlos Laffón, como primer asistente“.

¿Y cómo fue el cambio del tuf ingles al francés? ¿Notaste muchas diferencias?

El ambiente es diferente en todo y me costó mucho adaptarme a Chantilly. No tenía nada que ver con Newmarket. Bueno, es que no hay ningún sitio parecido a Newmarket.

¿Y a nivel de entrenadores? ¿Que diferencia notaste en la forma de trabajar? ¿Con que te quedarías de cada entrenador?

No sé, los dos son grandes entrenadores. De Laffon destacaría la defensa a ultranza que hace del propietario, procurando que el caballo le sea lo menos oneroso posible, es un auténtico crack en conseguir rentabilizar los caballos. ¿Cumani? Pues quizás el poner el caballo por encima de todo. Se le da todo el tiempo necesario, sin prisas y es el caballo el que marca sus tiempos.

A los 8 meses y por una serie de motivos personales decido volver a Inglaterra, intentando buscar un futuro profesional lejos de los caballos… pero la verdad es que no podía pensar en otra cosa. A los cuatro meses volví a trabajar en la cuadra de Cumani, donde seria primer asistente. Ahí empiezo a madurar la idea de ser preparador. Y del ¿“porqué no? pase al “seguro que sí”. Y en Inglaterra se me hace muy difícil. Empiezo a madurar la idea de establecerme en España, ya que parece inminente la reapertura del Hipódromo de la Zarzuela. Así, en Otoño del 2007, y con el apoyo de José Hormaeche y de Felipe Hinojosa aterrizo en España con mi nueva y flamante licencia de preparador y dos caballos. Gin Tonic Doble y Juanito. Con Lourival, un caballo reclamado en Francia por una multipropiedad formada por amigos, familiares etc. consigo mi primera victoria; fue el Gladiateur. Fue mi Derby de Epsom. Ya podía decir “soy preparador”.

LA ACTUALIDAD

Tienes 60 caballos, tienes el patio más poblado del centro de entrenamiento de la Zarzuela, y muy pocos propietarios han abandonado tu patio en estos años, con la dificultad que ello implica. ¿Cual crees que es el secreto de tu éxito para mantener esa fidelidad por parte de los propietarios?

Hum… amenazarles. No, en serio, yo creo que la gestión de un preparador se debe fundamentar en la honestidad. Un propietario debe de poder confiar plenamente en su preparador. Otro aspecto que creo que creo que es vital es involucrarle en el día a día. Mantener un caballo de carreras es muy caro, y su disfrute no se puede circunscribir a los 3 minutos de la carrera. Hay que hacerles sentir parte del equipo, comentándoles las novedades, su evolución, consultándoles los partans, etc. Por supuesto la última palabra la debe de tener el profesional, pero creo que es indispensable que se sienta parte del equipo, no solo una persona que paga las facturas y ve un domingo cada dos meses correr a su caballo. Me gusta tenerle informado del día a día.

la gestión de un preparador se debe fundamentar en la honestidad. Un propietario debe poder confiar plenamente en su preparador

Hay gente que dice que la gestión deportiva de la cuadra no es lo más difícil de ser entrenador…

Hombre, está claro que la parte deportiva no es la única. Hay una gestión “social” como te he comentado, y también una gestión empresarial. Ten en cuenta que facturamos más de un millón de euros al año, con todo lo que ello implica. Y como empresario intento que los trabajadores estén lo más contentos posibles. Una cuadra lo forman los trabajadores y los caballos, no solo estos últimos. Todo es un engranaje de reloj que debe funcionar sincronizado.

¿Cómo es un día normal en la cuadra?

El día anterior organizo los lotes, y cuando llego a la cuadra los responsable de los patios me comentan las novedades, si todos han comido bien, si ha habido algún problema etc. A partir de ahí voy a la pista a ver los lotes.

¿Crees que el centro de entrenamiento este en el mismo lugar que donde van a competir puede perjudicar a los caballos?

Hum… si, a algunos caballos yo creo que sí.

¿Cuando entrenas a un caballo le haces diferentes entrenos si es fondista o velocista?

No, más o menos tienen la misma rutina de entrenamiento, vario muy poco de uno a otro. Con los entrenos lo que trato es que estén en forma. La distancia se la tiene que dar el físico y los genes. Aunque si que es cierto que on determinados caballos les he modificado su entreno, o he hecho series… con determinados caballos (por ejemplo Ciriaco) o caballos que suelen estar demasiado frescos el dia de la carrera procuro trabajarles el día anterior a la carrera. O algunas yeguas que casi no trabajan, etc.

¿Que importancia das al servicio veterinario? ¿Crees que es un elemento principal en la cuadra?

Hombre… trato de que la veterinaria haga “lo mínimo”, intento simplificarlo al máximo, casi más trabajo preventivo o tratar lesiones, más que intentar mejorar su rendimiento.

Y llegamos al día de la carrera… ¿como se afronta?

Por las mañanas depende del caballo, pero procuramos que de un paseo, se relaje, etc. también le variamos un poco la alimentación, pero como te comentaba depende de cada caballo.

¿Y tu? ¿Estás muy nervioso antes de las carreras?

Si, mucho. No me acostumbro. Y creo que no me voy a acostumbrar nunca…

Tras la polémica surgida con el tema de la pista, hablemos de ella… ¿en tu opinión se debe regar o no la pista si esta dura?

Yo creo que hay que respetar a la climatología. Si la pista esta firme, pues se corre en firme. Hay caballos que necesitan una pista rápida para dar su mejor valor, y también tiene que respetarse, tiene que haber de todo. Además en mi experiencia he tenido más lesiones en terrenos blandas que en duros. Y hay otro aspecto importante. Madrid o Lasarte son pistas sobreexplotadas, por lo que cuanto más blanda, más castigada y su mantenimiento es más difícil. Pero es un tema complicado, lo sé.

¿De quién crees que has aprendido más, de Cumani o de Laffon?

Hombre, con Cumani estuve trabajando mucho más tiempo, por lo que está claro que ha influido más en mi forma de ver el turf. De todas maneras los centros de entrenamiento son tan diferentes que tampoco es posible extrapolar lo que viví y aprendi en Inglaterra a Madrid.

Si tuvieras que elegir una virtud de otros entrenadores que tomarías?

Hum… de Ana Imaz, su ambición, sin duda. De Mauri Delcher, su instinto. Tiene un don innato con los caballos. De Oscar Anaya quizás su estudio del programa… Y de Osorio su gestión de los grandes caballos, me parece magnifica ¿Y de entrenadores extranjeros?

Y de entrenadores extranjeros, ¿algún referente?

O´brien me parece un ejemplo tanto de gestión como de resultados. Y de los franceses, Fabre.

¿Tu mayor virtud como entrenador?

Eh… (duda, y no quiere arrancarse… insisto…) más o menos yo creo que en todas las facetas me defiendo. Quizás en que solemos sacar bastante rendimiento a todos los caballos. (se le ve loco por cambiar de tema).

¿Y el aspecto en que más te gustaría mejorar?

Uff, en todos… pero si tuviera que elegir solo en un aspecto… pues igual, mejorar el rendimiento de los dos años en Primavera. Pero con matices. Obviamente podría hacerlo mejor, pero tampoco es un tema que me preocupe demasiado. Yo creo que por varias razones no veo fundamental sacar muy pronto a la pista a los dos años. Hay que tener en cuenta que en España el programa de dos años hasta octubre no es un programa muy atractivo, y tampoco hay mercado para venderlos luego… Además, en España casi con cualquier caballo a priori puedes aspirar a figurar en las las clásicas, mientras que un propietario ingles sabe que es casi imposible no solo figuar, sino incluso correr un Derby de Epsom con lo que no creo que tenga que volcarme demasiado en afilarlos muy pronto. Mis propietarios suelen querer caballos de aliento, con posibilidad de que a tres años estén presentes en las grandes pruebas de la temporada. ¿Eso viene de la escuela de Cumani? Hombre, si, puede ser, Cumani no trabajaba nada los dos años. Si, quizás es por influencia de él, nunca lo había pensado.

Hablemos de los jinetes… ¿Cómo llega Janacek a tu cuadra?

Creo que llega a España de la mano de Enrique León. Yo ya le venía siguiendo, y con la primera monta para mi, a Jordan Water se hizo con la victoria. A partir de ahí empezó a montar regularmente para nosotros, hasta que pudimos traerlo definitivamente a la cuadra. ¿Que es lo que más te gusta de él? Su honestidad, su seriedad. Su honradez. ¿No elige bien las montas? No creas, es muy difícil. Pero acierta la mayoría de las veces… y además después de elegir la monta hay que ver el sorteo de cajones, el terreno… es más difícil de lo que parece desde fuera. ¿Un jinete extranjero para tu cuadra? Moore. Me parece actualmente el mejor. ¿Antes que Dettori? Si, Moore me parece más jinete de cuadra, aunque es indudable la calidad de Dettori. ¿Y de los franceses? Siempre me ha encantado Peslier, la suavidad de sus manos, su sangre fría… es un jinete tremendo… Y Ioritz también, aunque este un poquito por debajo de ellos, como jockey de cuadra me parece soberbio.

SUBASTAS

Tienes un presupuesto para comprar un yearling… empecemos por el principio, ¿Que prefieres ir a Francia o a GB?

Mi subasta preferida es en octubre de Inglaterra, pero es cierto que la posibilidad de primas puede ser un aliciente para comprar en Francia, aunque quizás los precios, debido a esa circunstancia, estén un poco inflados.

¿Cómo enfocas una subasta?

Primero miro el catalogo, descartando los potros que obviamente no voy a tener acceso como los Galileo, Frankel, etc… De los que veo posibles, busco que su línea materna haya dado ganadores o si es de sus primeros productos, que haya tenido un cierto valor en las pistas. Me gusta que hayan tenido producción continuada, y que aunque no sean de mucha categoría, tenga bastantes ganadores, demostrando cierta regularidad. Una vez allí empiezo a hacer cribas al verlos físicamente, hasta quedarme con un ramillete de potros. Luego, otra criba, y otra más… mis yearling objetivo puedo llegar a verles 3 o 4 veces. Y a partir de ahí, pues cruzar los dedos y que mi objetivo se quede asequible. Porque luego influye si sale pronto, o tarde… Si sale de los últimos el que más me gusta que hago? ¿Me arriesgo a esperar y no pujar por ninguno? ¿Y si se va de precio? ¿Y si remato alguno y luego el que más me gustaba se queda accesible? Las subastas son un mundo apasionante, donde hay muchísimas variables.

~ A Quemarropa ~

Dime un potro que debamos seguir a partir de ahora… Royal Anthony.

Un caballo que no haya demostrado todo lo que esperabas de él Mediterráneo.

Tu caballo preferido del extranjero Frankel.

¿Y del turf español? Soudzou.

¿Una ilusión? Ganar la Copa de Oro.

¿Una carrera extranjera? El Derby de
Epsom.

¿Qué pedirías a los reyes Magos para tu cuadra? No tener lesiones.

¿Y para el turf español en general? Continuidad.

- Publicidad -Campaña Housers 728x90

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here